El ahorro en los proyectos de mejora doméstica

Ahorro en tareas de refacción

En lo que respecta al ahorro y a la economía doméstica, pocas cosas pueden ayudarte más que ser tú mismo quien se encargue de los proyectos de creación, refacción y acondicionamiento de objetos y superficies en el hogar.

Sin condiciones de que tarea estés emprendiendo, lo cierto es que hay trucos y consejos que puedes tener en cuenta a la hora de ponerte en acción. Por ejemplo.

Revistas especializadas e internet

Las revistas especializadas para la tarea que estás por enfrentar son una fuente de conocimiento y enseñanza y, además, te darán una clara idea de lo que necesitas en cuanto a materiales. Suelen ser en verdad económicas y, además, te servirán como material de consulta y fuente de futuras ideas y proyectos.

También Internet es una fuente inagotable de conocimientos. Puedes aprender técnicas y detalles de los materiales prácticamente sin costo, más allá que el que ya dispones para la conexión a la red.

Consulta en tiendas y a especialistas 

Recuerda que en todo barrio hay tiendas especializadas, como ferreterías y tiendas de artículos para la construcción, donde podrás adquirir materiales a precios convenientes y, lo que es mejor: podrás pedir asesoramiento sin cargo para la tarea que estás a punto de comenzar

Ante un proyecto hogareño debes de tener en cuenta todas tus opciones. No es necesario que de inmediato te dirijas al centro comercial de mayor envergadura para conseguir los materiales que necesitas: una buena manera de ahorrar es recorrer un poco la ciudad en busca de artículos sobrantes y usados, y también de segunda mano.

En estas pequeñas tiendas podrás encontrar, por ejemplo, recortes de madera, de alfombras y de otros elementos a precios convenientes, sobrantes de otros proyectos mayores, y que pueden ser suficientes para lo que piensas realizar. También  baldosas y cerámicos sueltos, para reparaciones puntuales, e incluso pequeñas cantidades de pinturas reutilizables.

Consiguiendo las herramientas a bajo costo

Al adquirir elementos y herramientas, procura que sean de buena calidad. Elige clavos, tornillos, fijaciones y demás del tamaño adecuado: este es un elemento en el que no querrás ahorrar demasiado, pues un clavo demasiado pequeño podría alterar el resultado final de toda una pieza.

En cuanto a las herramientas, no es indispensable que las compres. Si se trata de elementos muy sofisticados, puedes alquilarlas o rentarlas por hora o por día en tiendas de construcción. Si son herramientas que vas a seguir usando, quizás sí quieras comprarlos para conservarlos, pero si no los usarás habitualmente, es buen momento de preguntar a tus familiares, amigos y conocidos si alguno de ellos lo posee.

Aceptando ayuda

Recuerda que cuatro manos suelen ser mejores que dos. Cuando encares un proyecto ambicioso de refacción o de creación, coméntaselo a tus amigos de confianza: puede que más de uno esté gustoso de darte una mano de ayuda en ello, minimizando el tiempo necesario y aportando buenas ideas para tu proyecto.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar en tareas de mantenimiento y refacción del hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social