Cómo ahorrar en los gastos del bebé

Consejos para ahorrar en gastos del bebé

Cuidar a nuestro bebé o hijo pequeño es no sólo una obligación, sino un placer. Pero también es cierto que todos los productos que necesitamos pueden terminar costando una pequeña fortuna al mes. Y no está nada mal hacer lo posible para reducir esos gastos, sin descuidar su salud e higiene.

Ahorrar en la alimentación de tu bebé

Uno de los productos más costosos que consumen los bebés y niños hasta dos años, es la leche de fórmula. Todas las marcas son costosas, duran poco y, para ser sinceros, no siempre es necesario darles este tipo de leche. Si tu bebé es demasiado pequeño para consumir leche común, puedes usar leche en polvo de cualquier marca conocida. La calidad es excelente, y cuesta mucho menos que la leche de fórmula. Además, tu bebé puede consumirla sin problemas. Pero antes, consulta con tu pediatra para despejar dudas.

Cuando el bebé comienza a comer, muchas veces por comodidad o falta de tiempo acudimos a los productos preparados que vienen en frascos. Mucho más sano y económico es preparar nosotros mismos la comida del bebé. Nos estaremos asegurando de utilizar productos frescos, a la vez que podemos combinar los ingredientes de la mejor manera para una alimentación equilibrada. Además, por las cantidades que come un pequeño el gasto resultará ínfimo, especialmente cuando muchos de esos alimentos forman parte del menú del resto de la familia.

Cómo ahorrar en pañales

Los pañales descartables parecen ser un gasto inevitable. A esto se suma que, en general, los niños suelen usarlos hasta alrededor de los dos años. Los pañales desechables más caros suelen ser, también, los que duran más tiempo. En este caso, deberás evaluar la relación costo/beneficio: probablemente, un pañal caro cuesta menos que dos baratos, pero rinde como estos dos.

Muchas fábricas de pañales suelen hacer descuentos en las compras por mayor. Calcula la cantidad diaria que consume tu bebé en un mes, por ejemplo, y compra por cantidad a precios reducidos.

Al costo elevado, los pañales desechables suman la desventaja de ser altamente contaminantes: su cubierta plástica tarda cientos de años en degradarse cuando los desechamos. Por eso se ha inventado un pañal ecológico, fabricado con materiales no contaminantes y que, además, puede reutilizarse hasta 200 veces.

Cómo ahorrar en equipamiento y juguetes del bebé

Todos los equipos para bebés suelen ser súper caros: cochecito, silla para el coche, columpios y etcéteras. Además de tratar de combinar con mamás amigas cuyos hijos vayan creciendo, para que te pasen lo que dejan de usar, puedes comprarlos de segunda mano en muy buen estado, ya que muchas de estas cosas se usan por poco tiempo.

Fíjate que los equipos que compras tengan varios usos: por ejemplo, la silla de comer puede servir también para el coche. Compra sólo lo imprescindible. Los centros de entretenimiento son muy bonitos, pero extremadamente caros (y esto vale también para los juguetes). Cuando tu bebé comience a jugar sólo, seguramente preferirá algo menos glamoroso, como una caja de cartón, un envase de plástico o una cuchara de madera de la cocina (¡ya lo verás!)

Cómo ahorrar en la ropa del bebé

Cuando compres ropa para tu bebé, además de esas prendas tan bonitas que nos encantan, procura elegir ropa neutra, que sirva para niña o niño. No sólo te servirá para el próximo bebé, sino que podrás intercambiarla con amigos o familiares que también tengan niños pequeños. Recuerda que crecen muy rápido y usan la ropa poco tiempo: no gastes en prendas demasiado caras que usará pocas veces. Es preferible comprar dos camisetas baratas (¡los niños se ensucian mucho!) que una cara.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar en pañales, alimentos y otras compras para el bebé, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social