La base para el ahorro es hacer todo tú mismo

La mejor manera de ahorrar es hacer todo tú mismo

Una buena manera de emprender un plan de economía doméstica, es ponernos a trabajar efectivamente en todo lo que respecta a nuestra vida cotidiana. Si logramos poner nuestras manos a la obra en nuestros quehaceres y necesidades, podremos evitar la contratación de prestadores de servicios de lo más variados, y también economizar en nuestras compras y hasta en el uso apropiado de recursos del hogar.

Conviértete en chef para ahorrar en la comida

Cuando compramos comidas preparadas, ya sean frescas o congeladas, estaremos pagando por algo más que los meros ingredientes. Pagaremos el costo de preparación, de embalaje, incluso el porcentual destinado a cubrir los costos edilicios de quien ha preparado la comida. Claro que esta tarea también conlleva, por lo general, su descongelación por medio de hornos de microondas, con un alto gasto de electricidad.

De este modo, preparar nuestra propia comida nos permitirá economizar, y será delicioso. Recuerda que cuando preparas un platillo puedes, según sea el caso, preparar el doble de cantidad (minimizando así el costo de cocción) para darle guarda en el congelador, y poder aprovechar más adelante. Claro, tendrás el costo de descongelado, pero ya habrás reducido los de compra de ingredientes y de cocción.

Limpieza y reparaciones

La limpieza del hogar, en especial en casas grandes, es contratada a personal que se dedica a esta tarea. Sin embargo, hacerla nosotros mismos nos permite ahorrar mucho, ya que resta el costo de contratación del personal y, además, podremos llevar un control más específico de nuestros gastos de materiales y productos de higiene y limpieza.

Otra manera de economizar es darnos maña en la refacción y reparación de implementos, electrodomésticos y otros. Si un elemento de uso se ha descompuesto, podemos aprender a refaccionarlo mediante la instrucción de cursos, libros de consulta, o de sitios web. De este modo, podremos ahorrar si evitamos contratar el servicio técnico. Si el elemento no pudiese ser refaccionado, también podemos entregarlo como parte de pago en el recambio del implemento, minimizando su costo de compra, en sitios que acepten esta metodología.

Al respecto, los portales y sitios web de enseñanza de refacción de todo tipo de recursos y consejos son una valiosísima herramienta a nuestra disposición. De manera gratuita podrás aprender a realizar numerosas tareas y actividades, que puedes poner en práctica a tu gusto y necesidad para complementar tu plan de economía doméstica.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar en los quehaceres diarios haciendo todo por nuestra cuenta, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social