Cómo ahorrar al imprimir

Trucos para ahorrar al imprimir

Las impresiones, aunque no lo notemos de manera directa, son una gran fuente de gasto en el hogar y en la oficina. Aunque lo mejor es prescindir de ellas, analizando los contenidos directamente en pantalla y enviando otros por mail, a veces resultan inevitables.

En esta nota veremos algunos trucos para ahorrar en las impresiones de todo tipo, en negro y en color, para fomentar un poco más nuestra economía doméstica y nuestra capacidad de ahorro.

Ahorrar en la calidad de impresión

 Algún tiempo atrás, en la época de las primeras impresoras a chorro de tinta en los hogares y oficinas, la calidad económica de impresión se reservaba únicamente para las anotaciones propias, debiendo hacer impresiones de alta calidad para presentaciones e informes. Hoy todo eso ha cambiado, pues las modernas impresoras cuentan con sistemas de optimización que permiten un uso más económico de las mismas.

Por ello, el primer paso para ahorrar al imprimir es establecer una calidad económica de impresión. Ve al panel de control de tu ordenador, o a la configuración del dispositivo en uso, e ingresa en las preferencias de impresión. Establece la configuración económica, que se aplicará a las de color y negro por igual.

Ahorro de papel al imprimir

Si vas a hacer impresiones propias, como recetas de cocina y demás, procura imprimir en ambas caras de la hoja. También puedes aprovechar hojas usadas, con informes y anotaciones ya inservibles, utilizando la contracara.

Finalmente, revisa el mercado y adquiere hojas económicas. Estas resmas son apenas más delgadas, ahorrando así en la cantidad de pulpa de papel necesaria para su elaboración. Te servirán igual, y ahorrarás al largo plazo.

El contenido de la impresión

Si imprimes contenidos de la web, primero copia el texto a un documento. De esta manera evitarás imprimir fotografías, enlaces y contenidos que no sean de tu interés, conservando sólo lo indispensable.

Para ahorrar al imprimir, elige fuentes o tipografías simples, que faciliten la lectura. Las más óptimas para el ahorro de tinta son Times New Roman, Century Gothic, Tahoma, Calibri, Verdana, y Arial, disponibles en diversos sistemas operativos y ordenadores.

Adapta también su tamaño a 11 o 12 puntos. Este es adecuado para una lectura cómoda, sin forzar los ojos, y sin gastar espacio ni tinta extra en impresiones de gran tamaño. También recuerda adaptar el color del texto, llevándolo a negro para optimizar los costos de impresión (la tinta negra es siempre más económica en la mayoría de las marcas).

Adapta, finalmente, los márgenes de la página. Conserva entre 2,5 a 3 cm en el margen izquierdo de la hoja, para poder abrochar o encuadernar los contenidos. En el margen derecho, entre 1 y 1,5 cm será más que adecuado. En los márgenes superior e inferior, 2 cm será suficiente para una buena presentación y una impresión frugal.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar en las impresiones, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social