Consejos para ahorrar en el uso de electricidad, agua y otros en el cuarto de baño

Desde el baño también podemos ahorrar en beneficio de nuestra economía, ya sea cuidando el agua, como así también la electricidad.

Consejos para ahorrar en el uso de electricidad, agua y otros en el cuarto de baño de nuestra casa.

Ahorrar recursos en el uso del cuarto de baño

La economía en el hogar debe ser afrontada desde todo punto de vista posible, y desde todos los espacios y habitaciones de nuestra casa. El cuarto de baño, claro, no queda excluido de esta batalla en pro del ahorro, por lo cual se hace indispensable que pongamos en práctica algunos trucos sencillos que nos permitirán evitar gastos extra en esta particular habitación de uso común.

Quizás hay dos formas básicas en las que podemos ahorrar desde el cuarto de baño. La primera, como en cualquier otra habitación, es en el ahorro de energía eléctrica. La segunda posibilidad, es el ahorro de agua, en pro de la economía hogareña y también del cuidado del medio ambiente.

Ahorrar agua en el baño

El ahorro de agua nos permite el ahorro de otros recursos, como el gas de la calefacción del agua. Por ello, cuando estemos por tomar una ducha, no debemos dejar correr el agua por demasiado tiempo, y debemos optimizar su uso.

Consejos para ahorrar en el uso de electricidad, agua y otros en el cuarto de baño de nuestra casa.
Evita el despilfarro de agua caliente; demasiado vapor y poca ventilación podría ocasionar daños en el mobiliario y en la estructura del ambiente.

"Para ahorrar electricidad en el baño, la iluminación debe ser de bajo consumo, y debe estar enfocada en puntos estratégicos, para minimizar su uso."

También evitar el despilfarro de agua caliente permitirá una menor condensación de vapor dentro del cuarto de baño. Demasiado vapor y poca ventilación podría ocasionar daños en el mobiliario y en la estructura del ambiente, incluyendo el acabado de pinturas y otros. Para contrarrestar este efecto nocivo, se debe procurar una adecuada ventilación del cuarto de baño. Mientras que algunos optan por la instalación de extractores, otros prefieren (si tienen la disponibilidad de hacerlo) colocar banderolas y ventiletes, carentes de consumo eléctrico.

Ahorrar electricidad en el baño

El gasto de electricidad es, sin embargo, el mayor frente de batalla, como lo es en la mayoría de las habitaciones de la casa. Debemos ser precavidos con los aparatos eléctricos en el baño. Para evitar accidentes, procuraremos mantenerlos siempre desenchufados o desconectados. La iluminación debe ser de bajo consumo, como siempre recomendamos, y debe estar enfocada en puntos estratégicos, para minimizar su uso. La iluminación suele bastar para la hora de la ducha, pero bien podemos colocar una lámpara direccional sobre el espejo, para facilitar las tareas de aseo y las rutinas de belleza y maquillaje, sin utilizar la general.

El cuarto de baño no requiere de calefacción o refrigeración independientes. Bastará con abrir la puerta de la habitación unos minutos antes de ingresar a la ducha, y mantener una ventilación adecuada en verano para evitar calores excesivos.

Consejos finales

Finalmente, debemos poner en práctica los consejos básicos para el ahorro hogareño: apagar las luces al salir del cuarto, no dejar correr el agua innecesariamente, y prevenir el gasto excesivo de elementos de higiene y limpieza. Así, el cuarto de baño se convierte en un nuevo cuartel en nuestra batalla en pro de la economía doméstica, y del ahorro, con gran sencillez.