Ahorrar electricidad en la iluminación del hogar

La iluminación del hogar es un recurso que podemos aprovechar para lograr una adecuada economía hogareña. También debemos hacer un hábito del uso apropiado de los artefactos de iluminación, no sólo para evitar gastos excesivos, sino también para cuidar nuestro entorno. Cada luz que se usa adecuadamente, es una moneda más que queda dentro de nuestro monedero, y es una mano que le tendemos a nuestro planeta.

Ahorrar con lámparas de bajo consumo

En primer lugar, debemos hacer uso de artefactos lumínicos de bajo consumo. Los focos y bombillas de bajo consumo son más costosos en su compra inicial, pero gozan de una más prolongada vida útil, y su ahorro de consumo es de hasta un 70%, según el estilo del que se trate.

Reemplazar los focos y bombillas convencionales por unos de bajo consumo es una idea más que adecuada, y nos permitirá ver un ahorro inmediato en la factura de luz eléctrica. Podemos reemplazar grandes tubos para la iluminación general, o también pequeños focos de veladores, ya que en el mercado hay una extensa variedad de formas, estilos, capacidades lumínicas y efectos de iluminación (que incluyen diversos colores, bombillos anti insectos, luces frías o cálidas, y muchas más) que podemos aprovechar a nuestro gusto, y según nuestras necesidades.

Ahorrar en la iluminación exterior

Debemos evitar el uso de grandes reflectores halógenos de altos consumos. En su lugar, priorizaremos el uso de símiles reflectores de bajo consumo, y les añadiremos células y censores que permitan un uso eficiente. Para la seguridad del ingreso del jardín y del perímetro en general, podemos adaptar un sensor de movimiento que asegura que el artefacto se encienda sólo al detectar movimiento. También podemos montar células fotosensibles a los focos y lámparas de exterior, que impiden que la luz se encienda cuando hay suficiente luz natural. Algunas, incluso, se encienden por su cuenta cuando la luz solar ya no es suficiente. Éstas son ideales para la iluminación del ingreso del hogar.

Consejos para ahorrar energía eléctrica en el hogar

Al salir de una habitación, debemos apagar las luces. Esta es una regla de oro. Una vez que hayamos logrado formarnos en este hábito, evitaremos el consumo de electricidad excesivo. Debemos enseñar a nuestros hijos a hacerlo también, siempre dando el ejemplo nosotros mismos.

Respecto de la iluminación de las salas comunes, debemos asegurar una luz integral que sea suficiente. En espacios de usos variados, es muy adecuado colocar varias fuentes de luz de funcionamiento independiente, de modo tal de iluminar sólo el sector en uso, con artefactos de intensidad lumínica (y de consumo eléctrico) minimizados, y adecuados a la tarea, como en sillas de lectura, veladores para ver la TV y otros.

Finalmente, recuerda desconectar o desenchufar los artefactos que no uses, en especial si cuentan con indicadores de LED, pantallas y demás. Tal y como debes hacerlos con los electrodomésticos del hogar, los veladores y puntos de iluminación deben ser desconectados fuera de uso. Del mismo modo, las lámparas de emergencia deben ser cargadas y luego desconectadas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar electricidad en la iluminación interior y exterior del hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social