Ahorro en el lavarropas desde la colada

Las tareas hogareñas deben ser cumplidas de manera eficiente, tanto para evitar tareas exhaustivas que terminen sin ser las apropiadas, como también para no incurrir en gastos extra de elementos, productos de limpieza, y recursos como el agua y la electricidad. La colada o tanda de la ropa debe ser realizada a conciencia, pues es una manera muy efectiva en la que podemos ahorrar con sencillos cambios.

Elegir el programa del lavarropas apropiado

Los lavarropas automáticos, desde hace muchos años, cuentan con programas preestablecidos que configuran el funcionamiento de la máquina según los detalles de la tanda de ropa a lavar. Por ello, a primera medida para economizar en la colada, debes dividir según colores, nivel de suciedad y detalles específicos de las prendas, para lavarlas con la metodología más apropiada.

Luego, una vez reunida la tanda completa, podemos proceder a la programación. Es importante completar la tanda completa de ropa. Si el lavarropas admite 8 Kg de carga, debemos completar este peso, ya que el gasto de electricidad y agua será el mismo, aunque lo hagamos funcionar con sólo una prenda dentro. Así, al completar la tanda, estaremos economizando en el funcionamiento.

El programa de lavado debe ser acorde a los detalles de la tanda de la colada. Debemos programar en ciclos cortos y a baja temperatura (de hasta 30°C, incluso en agua fría) para ropas con suciedades del uso diario, incluyendo sábanas y toallas. Para prendas con altas cargas de suciedad, podemos utilizar más temperatura, aunque sin exceder los 50°C o 60°C en la mayoría de los casos. Una temperatura mayor hará un mayor gasto de electricidad del aparato, y minimizará su efectividad.

Según el tipo de ropa de la colada podremos o no elegir la opción de centrifugado. Esta puede ser evitada para cuidar las prendas, minimizando el gasto eléctrico del lavarropas. También podemos evitar el uso de la secadora (o del programa de secado en algunos lavarropas), y en su lugar tender la ropa al sol, ayudándonos de sogas y de barrales o tendederos portátiles. Además de prevenir un gasto eléctrico extra, secar la ropa al sol ayudará a combatir algunas bacterias y las dejará agradablemente perfumadas y estiradas, exigiendo, a su vez, menos planchado.

Mantenimiento del lavarropas

Tan a menudo como sea necesario, revisaremos el filtro de desagote, para corroborar que no se haya acumulado pelusas, hilos y otras suciedades. El filtro tapado exige el funcionamiento del motor. Mantenerlo limpio y destapado, entonces, agilizará su funcionamiento, con menor gasto eléctrico. También el receptáculo del jabón y del suavizante han de ser higienizados correctamente, para minimizar el gasto del producto de limpieza. En zonas de aguas con altos depósitos de cal y de sarro, el jabón en polvo tiende a acumularse, obstaculizando el paso durante la lavada.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar desde la colada o tanda de ropa a lavar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social