Cenar afuera sin gastar de más

Un plan de ahorro puede permitirnos algún gusto

El plan de ahorros en el hogar no debiera significar sacrificios ni pesares. Se trata de realizar planes astutos y prácticos que te permitan ahorrar, sin dejar de vivir en ello. Piensa en este ejemplo. Te pasas todo el año ahorrando para tomar vacaciones familiares al fin del año. Sacrificas diversión, entretenimiento y relajación, para ahorrar cada centavo. Comes arroz y fideos todo el año para poder juntar moneda sobre moneda. Finalmente finaliza el año, compras tu paquete vacacional… y una nevada en la ciudad de destino bloquea los aeropuertos. Pasaste todo el año sin disfrutar, para nada.

Por ello, debemos vivir adecuadamente, siendo precavidos a la hora de gastar. Cada billete aportado debe ser considerado como una inversión. Por ejemplo, cenar fuera de casa no tiene por qué ser un lujo, puede ser considerado, al menos en nuestra mente, como una inversión que nos procure la relajación mensual necesaria para tomar las labores con más bríos. Recuerda que la relajación y el disfrute son indispensables para la productividad laboral, que es la que en realidad te da el dinero que necesitas para vivir.

Consejos para ahorrar en los restaurantes

Podemos salir a cenar fuera de casa sin gastar de más. Sólo debemos prestar atención, y planificar. Por ejemplo, no vayas mensualmente al restaurante de moda. El restaurante nuevo, que sale en las revistas, cobrará precios elevados en su apertura, y aprovechando sus quince minutos de fama. Mejor, espera a que esos aires de celebridades se ventilen, y ve luego a conocerlo y disfrutarlo, sin gastos excesivos.

Tampoco salgas a cenar fuera más de una vez al mes. Conviértelo en un gusto placentero, y no en una obligación. Planifica otras actividades para el resto de los fines de semana del mes: un paseo, ir a un parque de diversiones, tomar un helado o una noche de cocina gourmet en casa serán ideales para complementar este plan de relajación y entretenimiento mensual.

Para ahorrar en salidas a cenar, no vayas a tientas. Planifica y averigua menús y precios de antemano. Consulta en las páginas web de los restaurantes, y también en blogs y foros dedicados al tema. Consulta a tus colegas y amigos sobre sus experiencias, para hallar el restaurante más adecuado y apetecible.

Consulta también sobre metodologías de pagos y descuentos. Las tarjetas de crédito y débito suelen presentar planes mensuales de ahorros y descuentos en sitios variados. Ingresa a la web de tu tarjeta y consulta los descuentos en los restaurantes de tu ciudad. También consulta sobre tarjetas o clubes de beneficios. Algunos medios de comunicación (periódicos, compañías de telefonía fija y móvil, prestadores de servicios web y otros) permiten a sus abonados una afiliación gratuita a clubes exclusivos, que dan beneficios y descuentos en restaurantes y tiendas de todo tipo.

Finalmente, haz tu reserva en el lugar más adecuado (algunos sitios ofrecen descuentos por reservas online o con anticipación). Corrobora el medio de pago, y planifica tu salida para disfrutar de una cena bien servida, con todas las atenciones, y darte así la relajación que necesitas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar al cenar en restaurantes, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social