Consejos de Seguridad para el Hogar

Tips de Seguridad para el Hogar

Cuando hablamos de consejos de seguridad para el hogar, quizás pensemos en contratar costosos equipos de alarmas monitoreadas, rejas altas hasta el cielo, y toda una batería de artilugios que intentan dejar fuera a los “amigos de lo ajeno”, y mucho más delgadas nuestras billeteras.

Pero ese no es el único camino, ni tampoco el más general: para crear un hogar más seguro necesitas analizar los puntos débiles de tu casa y protegerte de malhechores, además de evitar otras amenazas respecto de la salud y del bienestar de los habitantes.

¿Qué implica la seguridad del hogar?

La seguridad en el hogar implica su protección respecto de evitar robos, pero también de hacer lo posible para el mayor bienestar de los ocupantes. Eso incluye a la calidad del aire, las temperaturas, y algunas más.

Algo tan simple como las rejillas de ventilación pueden salvar tu vida. Diseñar chimeneas que eviten el ingreso del aire sucio de nuestro confortable fuego protegerá tu salud y mantendrá la calefacción de fuego, mientras que prestar atención a dónde guardas los cuchillos o instalar vidrios resistentes son otros consejos de seguridad para el hogar, que a veces se pasan por alto en el trajín del día a día.

Cómo evitar robos. Sistemas de alarma para el hogar. Claves para tener un hogar más seguro. Tips de seguridad para la casa.

© Depositphotos.com/photography33

Imagen 1. Algunas alarmas monitoreadas incluyen lectores de ambientes, que detectan movimiento, temperatura, vapores, humos y otros peligros.

Los sistemas de alarma

Siempre que el presupuesto lo permita, lo mejor es contratar un servicio especializado de seguridad doméstica con monitoreo. Un profesional visitará tu hogar y hará sus recomendaciones respecto de los sensores a instalar: algunos son mecánicos (por ejemplo, se instalan dos piezas en la puerta/ventana y su marco, y la alarma se activa cuando estos se separan), otros serán de lecturas del ambiente, ya sea de movimiento, temperatura y más.

También, el profesional comprenderá cuál es la mejor intensidad de las lecturas, pues en hogares con mascotas se necesita considerarlas para evitar que cuando deambulen por la noche te despierte una chicharra amenazante. Los sistemas más completos ofrecen lectura de calidad del aire, temperatura del ambiente o presencia de fuego, y hasta cuentan con botones de pánico y de emergencias para que convoque a ambulancias, oficiales, bomberos, etc., automáticamente. Otros mecanismos incluyen alarmas silenciosas, útiles ante la presencia de malhechores en la casa o de posibles secuestros.

Los sistemas de monitoreo funcionan mediante comunicación telefónica con la central, o por vía satelital. Son simples: cuando la alarma se dispara, o si se detecta una amenaza, se moviliza a los medios de seguridad privados o públicos correspondientes. Desde la central se comunican con los responsables en la vivienda y, mediante palabras elegidas como códigos de seguridad, se pueden desestimar alertas o dar aviso de situaciones de peligro. Además, se suelen sumar cámaras de seguridad, bocinas para emitir voces, encendido y apagado de luces y otros detalles. Estos sistemas son costosos, pero valen la inversión.

Consejos de seguridad para el hogar

En lo que respecta a la seguridad contra ladrones y malhechores, las alarmas ayudan, pero no evitan su ingreso. Para ello, hay quienes optan por instalar persianas reforzadas, rejas y cercos, que en muchos casos no son estéticos pero sí cumplen su función.

Desde el interior (con o sin esos elementos de seguridad) debes crear la rutina de asegurar puertas y ventanas con sus trabas correspondientes, y verificar que los tragaluces, claraboyas y ventanas pequeñas cuenten con un elemento que impida el ingreso de una persona, si su tamaño lo permitiera. Usa cerrojos, trabas, candados o lo que sea más efectivo en cada caso, para que las aberturas no puedan abrirse desde el exterior.

A menudo dejamos una llave extra fuera del hogar para esos casos en los que la olvidamos. Si lo haces, déjala dentro de una caja segura (con combinación, lectura digital u otros medios), u oculta de un modo que definitivamente no sea fácil de adivinar. Otra buena idea es dejar una copia a un vecino de plena confianza, al portero del edificio o a un amigo que viva cerca, pues además de sacarnos del apuro cuando olvidamos la llave, podría ser de utilidad cuando necesitas que alguien entre a tu casa ante una emergencia.

Mantén limpias las zonas del exterior para poder ver cada rincón: los matorrales son buenos escondites para los malhechores. También instala luces que puedas activar desde el interior, y otras con sensor de movimiento si lo crees adecuado. En lo que respecta al uso de la cochera o del garaje, los portones de funcionamiento automático son seguros, pero asegúrate de guardar el coche con el sitio bien iluminado, y si es posible, con otra persona alerta para evitar que un ladrón entre contigo. Finalmente, no dejes escaleras posadas en los muros o que faciliten el acceso desde los techos o medianeras.

Un hogar más seguro desde el interior

Verifica que las rejillas de ventilación estén siempre limpias y despejadas, y que haya una circulación próxima a las estufas de gas o de fuego (una rejilla debe estar a unos 20 cm del suelo, y la otra directamente por encima, a unos 20 cm del techo). No cierres el paso de aire en las chimeneas y campanas: están allí por tu seguridad.

Antes del inicio de la estación fría, y una vez más al terminar, haz una revisión profesional de los sistemas de calefacción y cañerías de gas. Si notas olor, o si tienes sospechas de que pudiera haber una fuga de gas, corta el ingreso general y solicita servicio técnico de forma urgente.

Instala lectores de calidad del aire y detectores de humo/incendios. No escatimes en esto: elige la opción más completa, que lea el aire para detectar la presencia de monóxido de carbono, gases, vapores, etc., y también que lea la temperatura de la sala para detectar incendios a tiempo.

Ayúdate con la tecnología. Crea sistemas inteligentes a la medida usando los servicios de entidades dedicadas a ello. Estos pueden abrir y cerrar los pasos de agua, gas y electricidad a distancia (normalmente a través de una aplicación que instalas en el móvil), y algunos hasta traban las puertas y ventanas en horarios establecidos, o apagan los artefactos eléctricos cuando no detectan personas en los ambientes.

Infórmate en las posibilidades que hay en tu ciudad, y establece un presupuesto tan amplio como puedas para lograr un hogar más seguro, con más salud, bienestar y protección, siempre.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos de Seguridad para el Hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Seguridad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social