Cómo ahorrar en los gastos del coche durante el verano

Cómo reducir el consumo de gasolina en verano

Aunque debemos propiciar el ahorro en el gasto de gasolina a lo largo de todo el año, durante los meses de verano debemos poner en marcha algunas técnicas específicas para poder hacer que nuestro coche no se transforme en un enemigo a nuestro plan de ahorro.

Durante el verano podemos optimizar el consumo de combustible sin que ello signifique dejar de conducirlo. De hecho, en esta época solemos utilizar más el coche, ya que el calor se hace notar, y los traslados en los atestados sistemas de transporte público se tornan algo agobiantes, aunque signifiquen una importante fuente de ahorro.

Cuando los días se ponen más lindos, además de utilizar el coche propio en lugar del servicio público, solemos también salir más a pasear, en particular durante los fines de semana. Estos dos motivos de mayor uso conllevan a un mayor gasto de gasolina.

Recuerda que cuanto más pesado esté el coche, mayor será la exigencia a la que será sometido el motor, y con ello será mayor el consumo del combustible. Por ello, debemos procurar llevar poco peso. Carga con las maletas necesarias, sin excederte. Si cargas o arrastras un remolque o una embarcación, el consumo será por mucho mayor.

Ahorro en el uso del aire acondicionado del coche

El clima del interior del coche tiene mucho que ver con el gasto de combustible. Si utilizar el aire acondicionado en demasía, el motor se verá forzado a trabajar más exigido y “pesado”, consumiendo más gasolina. Procura aprovechar el aire fresco en los trayectos largos, para evitar utilizar el aire acondicionado. Si lo utilizas, colócalo a una temperatura agradable, pero no fría. Los 24°C serán la temperatura ideal, en especial si posees el sistema Climatronic, que mantiene la temperatura de toda la cabina y el interior del coche, incluyendo el compartimiento de guantes, y también el baúl.

Velocidad y frenado

Mantén una velocidad constante sin cometer excesos al conducir. Recuerda que en verano el motor presenta un funcionamiento a mayor temperatura. Evita acelerar cuando el vehículo no esté en marcha (por ejemplo, al arrancar o cuando frenes en un semáforo), y siempre detente gradualmente y no de golpe. Mantén el coche funcionando entre 2000 y 2500 RPM, llevándolo a 3000 RPM como máximo para realizar cambios de marcha.

Durante el verano hay más cantidad de conductores en las carreteras. Si te encuentras con un embotellamiento o en las barreras del tren, procura apagar el motor. Así, evitarás el consumo de gasolina con el coche sin marcha.

Finalmente, controla que el depósito de agua y de líquido refrigerante tengan buena carga, mantén el coche en buen estado, y procura mantener las ruedas infladas en su capacidad óptima, para no incurrir en mayores gastos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos de conducción del coche en verano para ahorrar en gasolina, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social