Consejos antes de hacerse un Body Piercing

Antes de que tengas tu body piercing deberás conocer algunos riesgos y recomendaciones. Aprende más al respecto con este artículo.

Body Piercing. Consejos y recomendaciones.

Body piercing

Hay muchas formas de decorar nuestro cuerpo, que años atrás podían resultar transgresoras, y hoy ya son parte de nuestros paisajes sociales. Una de estas técnicas decorativas de nuestro cuerpo son los aros, conocidos como piercing, que pueden ser realizados casi en cualquier zona del cuerpo, siempre y cuando sean practicados con cuidado e higiene.

Body Piercing. Consejos
Recomendaciones antes de hacernos un body piercing para conocer algunos cuidados y riesgos.

© Depositphotos.com/chones

Consejos para realizarse un body piercing

  • Personal especializado:
    Ante todo, las perforaciones deben ser realizadas con materiales esterilizados y desinfectados, y por manos expertas, para evitar posibles infecciones y daños.
    La piel a tratar también debe ser correctamente higienizada y desinfectada, y posterior a la perforación se debe utilizar aros hipoalergénicos, dando un cuidado especial a la zona durante varios días, previniendo así infecciones y otros males.
    Los materiales más adecuados son el oro, la plata y el acero quirúrgico. Cada zona ha de ser perforada con el material más adecuado, pudiendo ser pistolas de acción mecánica u otra.
  • Cejas:
    Las perforaciones verticales sobre la ceja son muy conocidas en nuestros días, pero deben ser realizadas por un experto, ya que, por ejemplo, sobre la ceja derecha hay una terminación de arteria peligrosa.
    Antes de realizar la perforación para colocar el piercing, de debe tomar la ceja con los dedos, verificando si hay pulsaciones o latencias que indiquen la presencia de venas o arterias. La perforación debe ser relativamente superficial.
  • Nariz:
    Las perforaciones en la nariz deben ser realizadas con extrema higiene, y se debe utilizar un aro especial para esta zona, que carezca de tornillos o atrapadores en el extremo oculto, que resultarán sumamente inconvenientes para quien los luzca.
    Deben tener un extremo curvo y redondeado, que permanezca contra la aleta de la nariz por el lado de adentro y que no provoque roces o daños.
  • Mejillas y labios:
    En cambio, los piercing utilizados en las mejillas o en los labios superior e inferior sí debe poseen una traba posterior redondeada, que protegerá los dientes y las encías de incrustaciones y lesiones.
  • Orejas:
    Los lóbulos de las orejas son la zona más tradicional y práctica para colocar aritos o piercing. Pueden ser pendientes, abridores, o pequeños y vistosos aritos con forma.
    Recuerda siempre tener la traba posterior, para que no hagan roces o daños a la piel de detrás de las orejas. En la parte superior de la oreja, puedes colocar argollas o aros en la piel o en el cartílago, con iguales precauciones.

Hay muchos otros tipos de body piercing. La recomendación básica es que los realice una persona experimentada, siempre con higiene y desinfección tanto en sus manos, en el local, en la persona y en sus materiales.

"Las perforaciones deben ser realizadas con materiales esterilizados y desinfectados, y por manos expertas, para evitar posibles infecciones y daños."

Una vez que te lo hayas hecho, es importante mantener su higiene y limpieza. Para ello lee este artículo sobre como cuidar los piercings para que no se infecten  donde te explicamos como tratarlo, y si tu body piercing te está provocando inflamación o irritación, consulta con un médico y con quien te lo realizó, ya que hay zonas que suelen inflamarse de manera natural (como en la lengua).

"Una vez realizado el piercing, es importante mantener su higiene y limpieza."