Consejos antes de elegir un televisor plasma o LCD

Cómo elegir entre un LCD o un Plasma

Probablemente usted ya esté pensando que es hora de reemplazar su antiguo televisor de tubo por uno de esos nuevos modelos de pantalla de cristal líquido (LCD), o por una pantalla de plasma. Sin embargo, existen algunas diferencias entre estas dos tecnologías. A continuación, le ofrecemos una serie de aspectos que vale la pena tomar en cuenta a la hora de comprar su próximo televisor.

Consejos para comprar un TV

  • Antes de escoger entre una pantalla plasma o LCD es mejor tener en cuenta el tipo de uso que se le va a dar. Si el cuarto es grande y bien iluminado, la pantalla de plasma es la mejor opción (por ahora) que ofrece ángulo de visión de 180 grados y es de las mejores pantallas para reproducir colores negros y grises. LCD es una buena alternativa, pero los tamaños grandes aún son más costosos que un plasma de igual tamaño y las imágenes no tienen la claridad ni precisión que ofrece una pantalla de plasma.
  • Para cuartos o espacios menores, con luz limitada, se recomienda LCD por su excelente iluminación, habilidad de ver imágenes de cerca con menor distorsión, y ventaja de generar poco calor y bajo consumo de energía comparado con los plasma, los cuales tienen mayor consumo de energía y generan un alto nivel de calor, por lo que para un espacio menor no sería lo óptimo.
  • A pesar de que son muy delgados, los televisores de plasma pueden llegar a pesar aproximadamente 45 kilogramos, casi igual que un televisor de tubo de 32 pulgadas, y requieren de una mesa o soporte de pared que pueda soportar su peso. Adicionalmente requieren de amplia ventilación ya que los voltajes usados son altos y se calientan bastante. También utilizan mucha electricidad, con un panel típico de 50 pulgadas, consumen entre 450W y 500W.
  • Por el contrario los LCD llegan a pesar alrededor de 13,5 kilogramos, consumen menos y se pueden ubicar en casi cualquier espacio.
  • En ambientes muy silenciosos como puede ser un dormitorio la descarga eléctrica que generan los plasmas para excitar cada pixel produce pequeño zumbido que un oído sensible puede escuchar.
  • El tiempo de vida del equipo es un factor importante a la hora de invertir en un nuevo televisor. Tomando en cuenta el desgaste propio de la pantalla por su uso, Un buen TV plasma tiene una vida media de 30.000 horas contra unas 50.000 del LCD. En este aspecto hay que considerar que además del desgaste normal de la pantalla esta puede sufrir un daño de algunos de sus componentes, inutilizándola, y con ello a todo el televisor. Fundamentalmente dependerá de la suerte, pero el LCD al tener un mayor número de componentes en su pantalla tiene mayor probabilidad de fallar.
  • La mayoría de televisores vienen con algún tipo de parlante y sintonizador incluido. El sintonizador sirve para ver programación local de aire o cable. Para los que desean utilizar parlantes externos o un sintonizador externo para cable o satélite, una alternativa para reducir costo es comprar un monitor de plasma o LCD, en lugar de un TV, donde los parlantes y sintonizador son opcionales.
  • Finalmente, podemos decir que LCD es una opción popular para casi todo tipo de uso, inclusive como monitor. El plasma resulta apropiado para ambientes grandes y espaciosos. ¡Buena Compra!
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Consejos antes de elegir un televisor plasma o LCD, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 88% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social