Cómo comprar gadgets usados

Consejos al comprar productos tecnológicos usados

Hoy en día es muy común adquirir todo tipo de bienes y objetos de segunda mano, especialmente a través de Internet, como muebles, coches, bicicletas, antigüedades... No obstante, cuando hablamos de productos tecnológicos, se nos encoge un poco más la mano antes de darle al botón de "comprar": ¿y si no funciona? ¿Y si la pantalla es más pequeña de lo que me dicen? ¿Entran todos los accesorios?.

Hoy vamos a ayudarte para afrontar tus próximas compras de productos tecnológicos usados con más seguridad.

Infórmate sobre el producto tecnológico que quieres comprar

Antes de adquirir tu gadget electrónico favorito, infórmate bien acerca de las características del producto. Aunque no lo compres nuevo, te interesará saber cuál es su vida útil estimada, si tiene algún fallo de serie, qué formatos soporta, etc.

Trata de leer reviews online o conocer opiniones de usuarios, ya sea en foros especializados o preguntando a alguien de tu entorno que haya adquirido el mismo producto.

Una vez sabes todas las características de aquello que quieres comprar, pregunta al vendedor acerca de ellas. Por ejemplo, si un lector de ebooks tiene una vida estimada de 5 años, pregunta por la antigüedad del mismo, así como si hay problemas referentes a los formatos de lectura que soporta. La clave está en conocer al detalle lo que vas a comprar, y las particularidades de adquirirlo en su versión usada o "de segunda mano".

Lee toda la información del vendedor

Al comprar por Ebay y otras páginas del sector, es común lanzarnos a adquirir el primer artículo que vemos sin pararnos a leer las condiciones ni la letra pequeña. No sería la primera vez que alguien compra una cámara de fotos o consola de juegos a un precio de ganga, aún cuando el anunciante deja bien claro la particularidad de que no funciona. De igual forma, se suele comentar el estado general de los gadgets tecnológicos: si se observan rayas en la pantalla, si ha sido muy utilizado o ha recibido alguna caída, etc.

Compara el precio que piden otros vendedores para ver si realmente estás ante una oportunidad muy buena o por el contrario, el vendedor sobrevalora su producto, algo que muchas veces ocurre.

Conviene también observar quién es el vendedor en concreto, por ejemplo, en Amazon te puedes encontrar con el mismo artículo vendido por la empresa americana y a la vez por otros vendedores particulares.

Pago seguro

Si es posible, elige la opción de pagar con Paypal, plataforma de pago con la que siempre puedes abrir una reclamación en caso de ser estafado por el vendedor, y que además te proporciona una pasarela de pagos 100%  segura y reconocida a nivel mundial. La tarjeta de crédito es otra buena opción; muchos bancos ofrecen una protección anti-fraudes similar a la de Paypal.

¿Qué hacer si el producto usado deja de funcionar?

Contacta con el vendedor: si no se adecua a lo anunciado, tienes todo el derecho del mundo a reclamar, o incluso a denunciarle si así lo crees conveniente. Si por el contrario, el aparato deja de funcionar al cabo de un tiempo después de recibirlo, lo más normal es que el vendedor te redirija al fabricante; en este caso deberás comprobar si aún está en garantía para obtener una reparación o devolución sin costo alguno.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo comprar gadgets usados, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social