Cómo comprar filtros para piscinas

Cómo elegir un filtro para piscinas

Para mantener la piscina en buenas condiciones, es indispensable contar con los más adecuados sistemas de succión y filtrado del agua, tanto superficial como interna. Y para ello, los filtros para piletas son las estrellas del show, pues colaboran en el mantenimiento diario y en la limpieza profunda del agua de nado.

Pero no es cuestión de ir a cualquier tienda y escoger un filtro, sino que debe ser seleccionado según el tipo de piscina e integrarlo al funcionamiento de la bomba.

Tipo de piscina

El tipo de filtro a adquirir dependerá, en primera medida, del tipo de piscina que tengas, en consideración a su tamaño y forma, y también al volumen de agua que posea. No es el mismo filtro el necesario para una pequeña piscina plástica, cuadrada, de 20 mil litros de volumen, que el filtro para una piscina de concreto de 1 millón de litros de capacidad.

Para conocer estos detalles, además de la observación deberás calcular el volumen de la piscina.

Cómo calcular el volumen de la piscina

Para conocer el volumen o los metros cúbicos de la piscina (la capacidad de agua), debes hacer un cálculo sencillo. Mide el largo, el ancho y el alto, y con estos valores, haz lo siguiente:

Primero calcula la superficie (largo x ancho), y luego la capacidad (base x altura), obteniendo así el valor promedio. Es decir: si tu piscina es de 4 metros de largo, por 2 metros de ancho y una altura promedio de 80 centímetros, el cálculo sería:

4 x 2 = 8
8 x 0,8 = 6,4 m3

Si tu piscina tiene un desnivel, harás un cálculo dividido en dos o en tres sectores. Por ejemplo, si la piscina tiene 5 metros de largo por 3 de ancho, y una profundidad promedio de 0,8 metros en los primeros dos metros, de 1,20 metros en el siguiente metro, y de 2,5 en los últimos dos metros. Debes hacer tres cálculos:

  •  2 x 3 = 6
    6 x 0,8 = 4,8 m3
  • 1 x 3 = 3
    3 x 1,2 = 3,6 m3
  • 2 x 3 = 6
    6 x 2,5 = 15 m3

Así, la sumatoria total sería: 4,8 + 3,6 + 15 = 23,4 metros cúbicos de capacidad, lo que equivale a 23400 metros cúbicos (el valor de metros cúbicos se multiplica por 1000 para conocer el volumen de agua).

Uso de la piscina

Conociendo los valores de piscina y volumen de agua, podrás escoger el tipo de filtro más adecuado de acuerdo al funcionamiento. Pero hay más factores a considerar, por ejemplo, su actividad: Si la piscina es de uso diario o esporádico, si está en interiores o en exteriores, si cuenta con veredín o si está lindando el césped y tiene o no árboles cerca. Estos datos definirán, en gran medida, el tipo y cantidad de suciedad que se genera a diario.

Esto, a su vez, nos dirá si el filtro debe ser simple o complejo, con trampa doble o simple, integrado o no al perímetro de la piscina, y en conexión directa o indirecta a la bomba y sistema de succión. En estos valores, los primeros corresponden a piscinas más "sucias", y los segundos a las piscinas familiares, de uso esporádico, con veredín y sin árboles cerca, cuyo mantenimiento es simple y se realiza, mayormente, con filtros integrados a la bomba (y pala de redecilla para la recolección de la suciedad flotante).

Tipos de filtros para piscinas más comunes

Ya conociendo los detalles que explicamos, elige el filtro más adecuado de entre las opciones del mercado:

Filtros de arena: Los filtros de arena son los más convencionales y regulares, y también los más populares. El agua es succionada a la bomba por medio de un tubo o manguera (integrada o móvil), y pasada por una red de contención de suciedades grandes, para luego pasar por el filtro de arena. Este sistema es muy duradero e higiénico, pues permite un ciclo de retro lavado (contra lavado) que quita de la arena toda la suciedad.

Filtros de cartucho: Estos filtros utilizan cartuchos reemplazables para la limpieza del agua, que han de higienizarse una vez por semana y renovarse una vez por año, normalmente. El agua se filtra en su paso por elementos y materiales manufacturados (no naturales, como la arena), y es un filtro higiénico, aunque poco duradero y más costoso.

Filtros de diatomeas para piscinas: Los filtros de diatomeas son los mejores de la línea, y también los grandes elegidos para piscinas de alto uso, de dimensiones olímpicas, de clubes y de gimnasios. Su sistema de filtrado es algo particular: el agua pasa a través de filtros cargados con seres microscópicos, fosilizados, cuyos cuerpos pueden ser comparados a esponjas de alta eficiencia en el filtrado. Es el sistema de mayor pureza de agua final, pero también el de más alto costo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo comprar filtros para piscinas, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social