Cómo comprar en una liquidación

Comprar en una liquidación

Tapados, tejidos, pantalones, tailleurs, ropa de noche y zapatos tienen sus secretos. Las vidrieras nos tientan a cada paso: saldo, todo a mitad de precio, descuentos especiales por fin de temporada. Pero para no tentarse inútilmente y evitar equivocaciones, lo mejor es, antes de lanzarse a comprar cualquier cosa, programar la compra.

  • Haga una lista de lo que realmente necesita. Establezca un orden de prioridades: básicos, accesorios, ropa de trabajo o de noche.
  • Si no hay mucho presupuesto y aunque vaya a pagar con tarjeta, decida antes cuánto puede gastar. A veces es mejor comprar ese tapado que parece carísimo que tres suéteres que sumados cuestan lo mismo que el abrigo. También es conveniente elegir ropa fácil de combinar con lo que ya tenemos en el ropero.
  • Elige prendas de los colores y cortes que te gusten, si un escote redondo no te queda bien, no lo compres por mas que este muy económico
  • Elige prendas básicas: un buen vestido de fiesta, tejidos, un buen par de zapatos o botas, un trajecito y un pantalón. Pero ten en cuenta algunos consejos para que tu elección sea la más adecuada.

El vestido de fiesta

Ante todo debe cumplir con tres requisitos: tener muy buena caída, resaltar el busto y no marcar la panza. La espalda descubierta o un buen escote lo hacen más sensual. Los largos siempre quedan más arreglados y no pasan de moda. Los tonos peltre y plata permiten salir del típico negro y pueden usarse todo el año. Un vestido para la noche puede ser de crepe satén, un género con excelente caída. No conviene comprar un vestido de última moda que sólo dure una temporada. Es preferible elegir uno clásico y de líneas simples. Se renueva con accesorios como un chal de gasa en degradé, una camelia en el escote, aros de sstras importantes o trencillas en los breteles.

Tejidos larga vida

Antes de comprar un suéter o prenda tejida, controla que el paño no presente fallas. Lo ideal es que no encontrar ningún nudito del lado de afuera ni hilados más gruesos. También hay que controlar las costuras y detalles de terminación, especialmente en las mangas y en el cuelo. En liquidación es probable que se encuentre con tejidos a bajo precio, pero con alguna mancha. Recuerda que si está de ambos lados del tejido, se trata de una falla de la lana o una mancha que tiñó la fibra y, por lo tanto, no desaparecerá por más que se lave y refriegue. Algo que sí es fácil de arreglar son las arrugas que pueden aparecer en tejidos de punto de materiales naturales. La solución es colocar un algodón húmedo debajo y una tela también húmeda sobre la prenda, y pasar por encima la plancha repetidas veces. No es recomendable teñir las prendas tejidas, de modo que no debes llevar colores que no vas a usar. La polera, clásica pero actualísima, es una apuesta segura para aprovechar en una liquidación. Mas aún si las eliges en negro o crudo.

Un par de zapatos o botas

Es importante observar la suela, preferentemente de color natural, igual que el forro. Las negras pueden obedecer a la moda, pero a veces están teñidas de ese color a fin de disimular la baja calidad. Para comprobar que el taco cae bien hay que parar el zapato sobre una superficie lisa y observar que sea perpendicular al piso. Si se percibe alguna desviación, lo más probable es que con el tiempo ésta se acentúe y el taco se mueva. Un zapato de cuero auténtico tiene brillo natural y es poroso, mientras que uno pintado luce artificial ¿el color? Negro o marrón siempre son garantía. Mocasines o botitas cortas o largas serán una elección excelente.

El tailleur

Conviene optar por lo colores clásicos y neutros: azul, gris cemento y marrón. Se combinan con otros colores de la temporada en accesorios y zapatos. Existen modelos más sentadores en función de la contextura física.

El mejor pantalón

Recomiendo optar por uno de corte recto, sin pinzas ni cintura. Quedan muy bien los tejidos con mezcla de lana y fibras sintéticas. El color uva, la gama de los marrones, el gris, el negro, el tiza y el blanco funcionan a cualquier hora. Para la noche, un pantalón de terciopelo negro o crepé es un básico que podemos encontrar entre las ofertas de fin de temporada. Recuerda que los pantalones rectos y un poco flojos son los que hacen mejor figura.

Ahora, otros consejos a la hora de ir a una liquidación. Lleva calzado cómodo, si los zapatos te molestan, comprarás rápido para poder volver a casa y esa no es la idea cuando uno va a una liquidación de ropa. Trata de ir en un horario donde no hay tanta aglomeración de gente, por ejemplo, temprano en la mañana. Se objetiva y siempre ten en cuenta que debes elegir ropas clásicas, intemporales, que no pasen de moda y de colores básicos.

 

Si deseas leer más artículos similares a Cómo comprar en una liquidación, te sugerimos que visites nuestra sección Ropa y calzado.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social