Cómo comportarse a la hora del té

Comportamiento a la hora del té

En ocasiones, nos gusta reunirnos con amigos, familiares o, simplemente, gente relacionada con nuestros trabajos para tomarnos algún té o bebidas calientes similares.

Es importante hacerlo de forma correcta, en especial cuando nos relacionamos con personas de nuestro trabajo, posibles inversores, futuros socios, etc., ya que el saber estar en todos los momentos es una garantía para nosotros, muestra nuestro compromiso con el detalle y nuestra responsabilidad.

Cómo usar la taza y la cucharita

Cuando estemos tomando una bebida caliente en una taza, debemos tomarla siempre por su asa y beber con pequeños tragos, sin hacer ruido durante su ingesta.

Es muy importante no elevar el dedo meñique al beber de la taza, es un gesto de muy mala educación y queda verdaderamente antiestético.

Seguramente, querremos adicionar algún tipo de azúcar o edulcorante a nuestra infusión. Para ello, contaremos con una cucharilla cuyo uso es únicamente el de servirnos estos aditivos, y se encontrará en el envase que contenga este producto. Tomaremos la cantidad adecuada y la devolveremos a su sitio.

Por otra parte, también dispondremos de otra cucharilla en nuestra taza, la cual sólo será utilizada para remover el contenido, nunca la utilizaremos para poner azúcar o similares.

El contenido de la taza lo removeremos lentamente y sin demasiada efusividad. No estamos creando un tornado, sino disolviendo el contenido. Con unas pocas vueltas deberá bastar. Si queda algo de contenido sin disolver, iremos dando algunas vueltas más pero de forma lenta y discreta.

Otro aspecto a tener en cuenta es que, durante el removido, evitaremos producir el habitual tintineo que se produce al chocar la cucharilla contra la taza. No pasa nada porque suene un poco, pero procuraremos que este sonido sea el mínimo posible.

Cuando hayamos terminado de remover, sacaremos la cucharilla y la situaremos en el plato de nuestra taza. Nunca la colocaremos sobre la mesa.

En el caso de que el contenido de la taza esté caliente, nunca debemos soplar para enfriarlo, sino esperar a que se enfríe sólo. Eso sí, podemos remover un poco más, facilitando el enfriamiento, pero como comentamos antes, hay que hacerlo despacio y sin chocar la cuchara contra la taza (o lo menos posible)

Cómo comportarse en la mesa de té

Cuando estemos sentados, podemos encontrarnos con dos tipos de situaciones. La primera, y más habitual, sería estar frente a una mesa. En este caso, podemos levantar la taza dejando el plato sobre la misma. Una vez que bebamos, devolvemos la taza a su plato.

Otra posibilidad es que no dispongamos de esta mesa, sino de una mesita baja de comedor o similares. En este caso, acompañaremos la taza con el plato para evitar manchar o mancharnos. Si cae algo del producto a la taza, lo dejaremos en ella. Nunca lo verteremos a otros recipientes como ceniceros y similares, y mucho menos en la taza.

Por último, cuando no estemos bebiendo, no deberemos mantener la taza en las manos, sino devolverla a la mesa, y en el caso de que nos pongan algún tipo de acompañamiento como pastas u otros alimentos, nunca debemos mojarlo en la infusión.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo comportarse a la hora del té, te sugerimos que visites nuestra sección Protocolo y conducta.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social