Cómo Viajar en Coche Rentado

Cómo Rentar un Coche en Vacaciones

Puede ser la solución más cómoda, práctica y hasta divertida de pasar nuestras vacaciones. Sin dudas, viajar en coche rentado es lo más recomendable en ciertos destinos donde el transporte público es deficiente, o si queremos trasladarnos por grandes distancias.

Desplazarte en auto puede ser una buena idea si no quieres depender de los servicios turísticos o deseas tener unas vacaciones totalmente independientes. También podrás regresar al hotel a la hora que quieras y llevarás a tu familia (con todas sus pertenencias) sin problemas. Pero también podemos encontrar aspectos en contra. Por ejemplo, que en ciertas ciudades súper pobladas perderás mucho tiempo por causa del tránsito. En ese caso, es mejor usar el metro o ir andando de aquí para allá.

Veamos algunos consejos fpara que puedas disfrutar de unas vacaciones especiales rentando un coche.

Consejos para viajar en coche rentado

Antes de comenzar tu viaje, o apenas hayas arribado al destino, elige una empresa que te parezca adecuada y se adecue a tus gustos, presupuesto y necesidades. Deberías asesorarte un poco y buscar información de las compañías de “rent a car” más importantes.

Claves para alquilar un coche para tus vacaciones. Cómo hacer un viaje con un coche rentado. Alquiler de coches para las vacaciones

© Depositphotos.com/vlad_star

Imagen 1. Una de las claves para viajar con un coche rentado es leer cuidadosamente los términos del contrato.

No siempre las más reconocidas son las más caras, así que lo bueno es que compares entre al menos 3 servicios. Presta atención no sólo al precio, sino también a los servicios y los gastos adicionales. También pregunta a tus conocidos o allegados si han tenido la experiencia de viajar con coche rentado, si te recomendarían la empresa que han elegido o no y por qué. Otra opción es buscar datos en internet (los foros y blogs nos suelen dar muchas pistas al respecto).

En la mayoría de los casos, para poder rentar un coche tienes que ser mayor de 25 años, contar con licencia de conducir de al menos 1 año, y presentar tu documento de identidad o pasaporte. Si viajas a un destino popular o en temporada alta sería bueno que reserves el vehículo con anticipación, al menos dos semanas antes. Este trámite se puede hacer a través del sitio web oficial de la compañía o hasta por teléfono. Si tienes una sucursal cerca de tu casa quizás puedas acercarte y contratar el servicio directamente.

Tienes la posibilidad de recoger el coche en el aeropuerto, en las terminales de trenes o en el centro de la ciudad, según te sea más cómodo, y en el momento que se te hace entrega del vehículo deberás cerciorarte de que cumple con lo pactado. No quiere decir que revisarás el motor ni nada por el estilo, sino que te fijarás, por ejemplo, que el coche no esté rayado, abollado, sin una luz, etc. De esta manera, evitarás que te puedan culpar sobre ello.

También es bueno que contrates un seguro contra todo riesgo. Por más de que en tu vida cotidiana no pagues por él, no querrás que un accidente o un problema te arruine las vacaciones. Además, estarás en un lugar desconocido o poco frecuentado por ti.

Otros tips si vas a viajar en un coche de alquiler

Algunas empresas de coches de alquiler ofrecer servicios adicionales, como por ejemplo GPS. No olvides preguntar cómo es el sistema de carga de combustible. Seguramente te lo entregan con el tanque lleno y luego lo tengas que devolver de la misma manera. Otra de las cuestiones a recordar es el sitio de devolución; muchas empresas aceptan que lo entregues en una sucursal diferente a donde lo recogiste, así no tienes que desandar el camino si esa no era tu intensión. Y algo más: la garantía o fianza que te harán abonar cuando contrates el servicio. ¿En qué momento y bajo qué circunstancias se reintegra?

Para viajar en coche rentado tienes que cuidar el vehículo de la misma manera (o más) que si lo harías con el tuyo propio. No excedas el límite de velocidad establecido, acata las normas de tránsito y ponte el cinturón de seguridad.

También es importante que le eches combustible de calidad. Aunque no sea tu coche tienes que cuidarlo como corresponde. Si ves que no funciona bien o tiene algún desperfecto mecánico, comunícate de inmediato a la agencia correspondiente para que te lo cambien.

A su vez, es preciso que lo aparques en sitios autorizados y si es posible no lo dejes en la calle. No sólo porque puedes estar cometiendo una infracción, sino porque además corres el riesgo de que lo roben o rompan un cristal para quitar lo que está dentro. No dejes ningún objeto de valor a la vista y siempre pon la alarma.

Aunque creas que son demasiadas obligaciones o presiones, hacer un viaje en un coche rentado es una gran comodidad para tu estancia. No dudes en elegir esta opción si el destino lo amerita.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Viajar en Coche Rentado, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social