Cómo Viajar en Avión con el Bebé

Consejos para Volar con tu Bebé

Las primeras vacaciones con tu hijo son las más importantes y recordadas. Es preciso tener en cuenta por ejemplo, cual será el destino y la duración del viaje. Los médicos indican que lo mejor es viajar a un sitio cercano y con la mayor cantidad de comodidades posibles. Sin embargo, algunos optan por ir a un lugar más alejado y para llegar, tienen que viajar en avión con el bebé. Eso no está vedado a las familias con niños pequeños, por supuesto, aunque si es preciso cuidar que el pequeño esté lo mejor posible.

El espíritu viajero no tiene que cambiar por el hecho de tener hijos, eso está claro. Igualmente, es bueno volar una vez que se hayan preparado bien todos los integrantes de la familia. Esto quiere decir, contar con todo aquello que puedan necesitar en el viaje y en la estancia.

Tips para viajar en avión con el bebé

¿Puede haber algo más hermoso que ir de vacaciones con nuestro hijo? ¡Claro que no! Para que la experiencia sea maravillosa para todos e inolvidable para ti, no dudes en prestar atención a los siguientes consejos:

Tips para volar con un bebé. Claves para viajar en avión con tu bebé. Consejos para ir de vacacione en avión con el bebé

© Depositphotos.com/danr13

Imagen 1. Aunque viajes en avión con tu bebé debes llegar al aeropuerto con anticipación.

Pregunta en la aerolínea cuáles son los requisitos: Cada empresa aérea tiene requerimientos especiales para viajar con bebés. Consulta con anticipación la documentación que debes presentar, por ejemplo. Algunas compañías exigen a los padres llevar a los niños pequeños en una silla especial que indique que es apta para aviones. También podrías preguntar sobre la política de lactancia materna, ya que tal vez cuenten con un espacio reservado para ello.

Elige el horario para volar: Trata de que el momento de volar coincida con las horas en que el bebé duerme, es decir, por la noche (mayormente). De esta manera, el niño dormirá durante el vuelo sin problemas, no se pondrá fastidioso, no llorará (o lo hará menos), no molestará a los demás pasajeros, y tampoco “se dará cuenta” de que está viajando. Si consigues un vuelo a la medianoche, el niño descansará la mayor parte del viaje y al llegar estará más descansado sin que se alteren sus horas de sueño. Trata de evitar aquellos vuelos que sean con escala, así no se despierta tanto.

Reserva un asiento para el bebé: Si bien cuando son muy pequeños viajan en el regazo de su madre o padre, algunas aerolíneas exigen a los adultos comprar un asiento exclusivo para el niño, aunque no lo usen. Igualmente, tienen tarifas especiales y hasta se puede solicitar una cuna o moisés (pedir con anticipación) que se asegura al asiento, para mayor comodidad y seguridad de todos. Es aconsejable reservar un asiento en el pasillo, para poder levantarse si hay que caminar para arrullar al niño, para cambiarle los pañales, etc.

Lleva toda la documentación necesaria: Las aerolíneas solicitan el documento de identidad del bebé aunque viaje con los dos padres. También pueden requerir la libreta de matrimonio, o el permiso especial si es que viaja sólo con uno de ellos. Es recomendable llevar el carnet de vacunación o tarjeta sanitaria del niño, según el destino. En general, uno de los tips para viajar en avión con el bebé es contar con toda la documentación disponible, aunque no se vaya a utilizar. Es preferible llevar uno o dos papeles de más que perder el vuelo o no poder viajar.

Lleva todo lo necesario en el bolso de mano: Revisa lo que transportas para subir al avión, teniendo en cuenta que si bien el bebé lo precisa, no siempre te dejarán llevarlo contigo. Ropa, pañales, biberón (leche de fórmula cerrada), abrigo, toallas limpiadoras (no líquidos) y un objeto que el niño aprecie o requiera para dormir, como una almohada, una manta, un juguete, etc.

Arriben al aeropuerto con anticipación: Si bien es verdad que el tiempo de espera en la terminal es algo insoportable para los viajeros, sobre todo para los niños, es preciso cumplir con el requisito de dos horas antes para vuelos nacionales, y tres horas antes para los internacionales. Regístrate y deja las maletas que despacharás con tiempo, alimenta al bebé, cambia su pañal y trata de que duerma un poco, así estará en excelentes condiciones para el vuelo.

Pide ayuda sin vergüenza: Este es uno de los consejos para viajar en avión con el bebé que no todos recuerdan o saben. Es posible solicitar asistencia a la azafata durante el vuelo. Ella te asistirá en lo que necesites, no olvides que está formadas para esto. Pide lo que el niño necesite para estar cómodo y no molestar a los demás pasajeros.

Prepárate para los episodios de llanto: Todos los bebés lloran, eso no es una novedad. Sin embargo, aquellos que no son padres o no viajan con sus hijos en el avión no siempre están dispuestos a soportar un berrinche o gritos de un bebé. Es bueno que te anticipes a esta situación y lleves contigo todos aquellos objetos que te pueden ayudar a calmarlo, como un libro de cuentos, un juguete, un biberón extra, etc. Y si no están en fase despegue o aterrizaje, no dudes en pasearlo por los pasillos para distraerlo un poco.

¿Qué te han parecido estos consejos?. Sin dudas podrás viajar en avión con el bebé sin problemas, disfrutar de la experiencia y pasar una bonitas vacaciones en familia.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Viajar en Avión con el Bebé, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social