Cómo Tener un Cita Perfecta

Consejos para una Primera Cita Perfecta

Para tener una cita perfecta no necesitas nada más que ser tú mismo, pero eligiendo mostrar tu mejor versión. Se trata de actuar, hablar y simplemente ser ese lado positivo que todos tenemos dentro, y que a veces los problemas de la vida diaria nos hacen olvidar.

Aquí queremos recordarte qué es lo que debes recuperar de tu propio ser, para tener citas exitosas con esa persona especial, o para compartir con tus seres queridos y hasta contigo mismo, tan libre y feliz como puedas serlo.

El mejor consejo: sé tú mismo

Podemos escribir páginas enteras con consejos sobre cómo actuar, cómo vestir y qué decir para tener una cita perfecta, y podrías dedicar horas a practicar cada una de las acciones para mostrar una imagen que seguramente atraerá todas las miradas y conquistará a la persona sentada al otro lado de la mesa. Pero lo cierto es que las máscaras en algún momento se caen. Por eso, el mejor y más importante consejo que podemos darte es sé tú mismo en tus citas, y en todo momento.

Tips para actuar en una primera cita. Cómo tener una primera cita perfecta. Cómo comportarse en una primera cita. Tips para citas exitosas

© Depositphotos.com/luckybusiness

Imagen 1. ¡Olvídate del móvil! Cuando estés en una cita no debes estar pendiente del trabajo, de las redes sociales, ni de las llamadas de tus amigos.

Dicho eso, todos sabemos que hay diferentes facetas de nuestra propia personalidad. No somos la misma persona en casa, con los amigos, con los compañeros de trabajo y tampoco a solas. En cada ambiente mostramos una parte de nosotros mismos y, por eso, también sabemos que estos consejos te ayudarán a fomentar los aspectos de tu propia personalidad que pueden mejorar el ambiente de una cita.

7 consejos para tener una cita perfecta

Lee estos consejos y analiza tu personalidad. Son reglas generales que te ayudarán a aprender qué aspectos de tu conducta puedes pulir un poco, y cuáles mostrar con orgullo a partir de tu ser natural:

1. Cuida tu lenguaje corporal: Siéntate con la espalda hacia atrás, los hombros lejos de las orejas, y los brazos a los lados o sobre la mesa, pero no cruzados frente al pecho y los hombros encorvados hacia adelante. Muéstrate abierto a la compañía que está contigo en ese momento.

2. Potencia tu sentido del humor: Si no eres un cómico por naturaleza, no intentes serlo. Una cita no es un escenario de stand up, y la comedia forzada rara vez resulta. En cambio, aprende a tener sentido del humor: disfruta de tu entorno, aprende a reír de ti mismo, y no temas en expresar alegría cuando algo te resulta placentero.

3. Elige tus conversaciones: Cuando estés en una cita, especialmente en la primera, no intentes decirlo todo sobre ti. Elige los temas de conversación. Al igual que seguramente evitas aquellos asuntos complicados (religión, política… deportes), también procura dejar para más adelante las charlas sobre la relación complicada que tienes con tu madre, las experiencias que tuviste con tu pareja anterior, tus mayores temores en la vida. Deja que la charla fluya naturalmente y que la persona que te acompaña vaya descubriéndote con el paso del tiempo.

4. Comparte con esa persona: Tampoco centres tu charla hablando de otras personas, incluso si fueran las anécdotas divertidas con tu amigo del alma. Si pasas la velada hablando de los demás, no estarás contando de ti, ni conociendo a la persona que te acompaña. En cambio, ten una plática allí y ahora, con preguntas y con respuestas que les permitan conocerse y compartir juntos.

5. Pregunta, pero no demasiado: Especialmente si te cuesta iniciar conversaciones, piensa en algunas preguntas que puedas hacer y que inicien una charla. Por ejemplo, consulta dónde creció, si tiene mascota, temas relacionados a sus años como estudiante, o cuáles son sus flores favoritas. Haz la pregunta sólo para iniciar la charla, y deja que la conversación fluya. Recuerda: si todo lo que sale de tu boca son preguntas, no estarías en una cita sino en un interrogatorio.

6. Deja el móvil para tener una cita perfecta: A menos que se trate de una verdadera urgencia, deja el móvil en tu cartera, en tu bolso o en los bolsillos de tu abrigo. No lo pongas sobre la mesa, y mucho menos consultes las novedades en tus redes sociales durante una cita. Sólo estarías demostrando que preferirías no estar allí. Incluso si la charla se relaciona con una foto divertida que viste en Facebook: a menos que la otra persona te lo pida, no tomes de inmediato el móvil para pasar 5 minutos buscando la imagen para mostrársela.

7. Demuestra cortesía: En ningún caso ordenes la bebida o la comida de tu acompañante, sin antes preguntárselo. Algunos hombres, particularmente, hacen esto para demostrar dominación, pero no siempre es un rasgo buscado por sus compañías. Ya en una segunda cita podrás recordar qué pidió la vez anterior, y usarlo para demostrar interés con una pregunta como “¿para ti un vodka tonic, o quieres algo distinto hoy?”. Deja que tu compañía responda, no tomes decisiones por él o por ella, salvo que te lo pida.

Sólo recuerda ser tú mismo, pero mostrando la mejor versión de ti. Así tendrás una cita perfecta compartiendo mejor con quienes te rodean.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Tener un Cita Perfecta, te sugerimos que visites nuestra sección Parejas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social