Cómo Tener más Energía en el Trabajo

Claves para Tener más Energía en el Trabajo

Pasar horas frente al PC, sentado en el mismo escritorio, tener que viajar en el transporte público, soportar el tráfico y la cantidad de tareas asignadas cansa a cualquier persona. Pero no te preocupes, puedes aumentar la energía en el trabajo para rendir más y sentirte todavía con la capacidad de hacer lo que deseas al salir de la oficina.

El cansancio se produce no sólo a nivel físico, sino mental, y eso puede ser más peligroso porque es más difícil descansar el cerebro que el cuerpo. Si al final del día sientes que no puedes moverte ni siquiera para ir hasta la cama, si tu cabeza parece que va a explotar y crees que necesitas dormir 30 horas seguidas, entonces presta atención a algunos tips para tener más energía en el trabajo, algo que luego repercutirá en tu vida personal.

7 consejos para recuperar las energias en el trabajo. Cómo tener más vitalidad y energía en la oficina.

© Depositphotos.com/HASLOO

Imagen 1. Puedes aumentar la energía en el trabajo y tener brillantes ideas.

7 tips para tener más energía en el trabajo

Gracias a estos métodos para tener más energía en el trabajo no sólo serás más eficaz y productivo, sino que también tendrás fuerza para cumplir con otras actividades, desde los quehaceres domésticos hasta ir al gimnasio, jugar con tus hijos o estudiar en la Universidad.

1. Relájate durante algunos minutos: No es necesario vestirte de blanco y viajar a una montaña en el medio de los Himalayas para meditar. Puedes tener pequeños momentos de relajación en cualquier sitio. Sólo tienes que cerrar los ojos por unos instantes, respirar profundamente por la nariz y dejar que los brazos y hombros descansen. Esto lo puedes realizar cuando deseas o necesitas. Si lo reiteras todos los días te darás cuenta de los cambios.

2. Respira profundamente: Oxigena bien tu cuerpo, y además, es perfecto para tranquilizarte. La gente no sabe cómo respirar bien, no aprovecha el 100% de la capacidad pulmonar. La respiración debe ser larga y profunda, no corta y pausada o “trabada”. El objetivo ha de ser entonces respirar más tranquilo, prestando atención a cómo el aire ingresa en tus pulmones. Debes lograr que todo tu abdomen se hinche. Repite por lo menos cinco veces seguidas y te darás cuenta que tus energías empiezan a aumentar.

3. Pasea: Aprovecha la hora del almuerzo para salir y caminar un poco. Al contrario  de lo que parezca, al regresar tendrás más energía en el trabajo y te sentirás mucho mejor. Simplemente debes usar una parte de esos 60 minutos del almuerzo (o 30) para dar un pequeño paseo, si es por un parque, mejor. No comas demasiado, no bebas café ni consumas en fast food. Es un ejercicio que te revitalizará, hará que tu energía aumente y las tensiones musculares se liberen. Y además, es bueno si no sueles tener demasiado tiempo para hacer deporte o ir al gimnasio.

4. Estira los músculos: Puedes hacer este ejercicio desde tu escritorio, sin necesidad de levantarte del asiento. Si tienes la posibilidad de caminar un poco, no lo dudes. Varias veces al día, aprovecha para estirar tus pies, mover los tobillos en círculos, mover la cabeza para todos lados, rotar los hombros para adelante y para atrás, estirar los brazos por encima de la cabeza, etc. Si te da vergüenza estirarte frente a todo el mundo, puedes ir al tocador o a una sala vacía.

5. Desayuna mejor: Recuerda el dicho popular “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”. La comida más importante de tu día tiene que ser el desayuno. Debe ser equilibrado y contar con varios elementos, tales como leche, frutas, avena, cereales integrales. No comas fritos, harinas refinadas ni mucho azúcar desde temprano, porque eso no te aporta energía, sino que se convierte en grasas y en sobrepeso. Las proteínas te ayudan a recargar las baterías por más tiempo y además, te aportan buen ánimo para que puedas desempeñarte mejor en tu trabajo.

6. Duerme bien: Para que puedas tener más energía en el trabajo, es preciso que descanses lo necesario. Todo dependerá de tu organismo, pero el promedio de la gente adulta es entre 6 y 8 horas por día. Trata de ir a la cama siempre a la misma hora y de colocar el reloj despertador a la misma hora también. Que no haya desfasajes los fines de semana, por ejemplo. El cuerpo necesita acostumbrarse a seguir un orden, ser organizado. Si duermes lo suficiente podrás soportar más las jornadas, ya sea en tu empleo como también en tu hogar. El cuerpo, y sobre todo la mente, necesitan recargar sus baterías con el sueño. Si tienes la posibilidad, no dudes en dormir la siesta también.

7. Elimina la negatividad: El último de los tips para tener más energía en el trabajo indica que debemos rodearnos de personas positivas, que nos hagan la vida más fácil, que nos apoyen en nuestros emprendimientos y que sean optimistas. Mantén una postura de “no a la negatividad” en tu jornada laboral, y verás cómo tienes más energía, te sientes con más voluntad para innovar, tienes mejores ideas, etc.

Si quieres tener más energía en el trabajo no dudes en poner en práctica estos consejos. Recuerda que para poder sortear los obstáculos diarios es preciso que tu carga de batería esté al 100%.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Tener más Energía en el Trabajo, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social