Cómo Solucionar un Conflicto con el Vecino

Cómo evitar conflictos con un mal vecino

Los vecinos no siempre son tan adorables como podemos pensar. Discusiones por mascotas, por averías comunes o por ruidos a altas horas de la madrugada son solo tres de los muchos problemas que suelen surgir cuando se comparte un bloque de viviendas.

Prevenir para evitar conflictos con vecinos

Prevenir un problema es siempre más barato y más fácil que solucionarlo. En este caso, imagina que puedes ser tú el foco de los problemas (porque nadie es perfecto). Si convives con vecinos, debes saber que todos tienen la obligación de velar por el bien común y no alterar el orden del vecindario.

Factores que pueden desencadenar conflictos con los vecinos son: gritos por discusiones familiares, molestias ocasionadas por mascotas (ladridos, malos olores, etc.), molestias ocasionadas por averías que afectan al vecino, ruido y música a horas intempestivas, ver la tele con el volumen muy alto, dar portazos, etc. Claro que hay muchos más, y una buena forma de averiguar si algunas de tus conductas pueden ser conflictivas es preguntarte sinceramente si a ti te molestarían esas actitudes.

Dialogar para solucionar conflictos con el vecino

Si el conflicto ya existe y no puede prevenirse, mucha gente es partidaria de ir con malas maneras, gritando o amenazando al vecino, sin probar antes una solución que puede ser mucho más efectiva: dialogar. Si una de las actividades de tu vecino te está perjudicando, dile por las buenas, es decir, entrégate a una hora en la que sabes que estará disponible y coméntale de forma seria, pero sin mostrar malos modos, que te está perjudicando con su actitud. Y escucha, deja que hable, dependiendo del tipo de persona se puede poner a la defensiva ("¡Esto no es verdad!", o "Nadie se me ha quejado hasta ahora"), o por el contrario, recapacitar y tratar de mejorar su actuación.

Actuar para solucionar conflictos con vecinos

Pero, ¿qué pasa si no escuchan nuestras quejas?
Lo primero es dar un poco de tiempo. Si ya has dialogado con tu vecino y te ha prometido que tratará de mejorar su conducta, es normal que los primeros días el problema no se resuelva ipso-facto, dado que es posible que necesita un proceso de cambio y adaptación a tus exigencias.

Si pasado un tiempo razonable tus vecinos siguen con las mismas, es hora de buscar alternativas, y la primera de ellas puede ser la de buscar otros vecinos afectados por sus problemas y comunicar de nuevo tus quejas (el factor de la unión puede funcionar). Otra opción es hablar con el presidente de la comunidad o consorcio y exponerle tus quejas para que actúe (es su obligación), o finalmente, en casos drásticos, la denuncia a las pertinentes autoridades para que se encarguen del caso.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Solucionar un Conflicto con el Vecino, te sugerimos que visites nuestra sección Familia y relaciones.

Esta nota te fue útil?

55 valoraciones. El 53% dice que es útil.