Cómo ser un buen amante

Técnicas para ser un mejor amante

Ser un mejor amante es, quizás, uno de los deseos no revelados más comunes entre las personas. Cuando quieres aprender a bailar mejor, probablemente vayas a una academia sin la menor vergüenza y sin pudor, aunque es muy probable que no tengas tanta facilidad si tuvieras que ir a una academia para convertirte en un mejor amante.

Pero hay muchas formas sencillas de mejorar tus atributos y conocimientos sobre el acto físico del amor, algunas de las cuales analizaremos en esta nota.

Con quién consultar

Si decides consultar sobre este tema, procura que sea alguien experimentado. En lugar de preguntarle a algún familiar algo pudoroso o con un amigo sin demasiada experiencia ni desempeños en la actividad sexual, es siempre mejor que consultes con un profesional.

Hoy hay consultorios médicos de especialistas sexólogos, con quienes podrás resolver las dudas que poseas, incluyendo tus capacidades a nivel biológico y médico. Consulta libremente, aunque el sexólogo no te dará consejos a nivel práctico por fuera de los que sean necesarios para lograr ciertos objetivos médicos o personales (por ejemplo: técnicas para lograr una concepción exitosa, técnicas para alcanzar el orgasmo simultáneamente y demás).

Consejos prácticos para ser un buen amante

En nuestros tiempos los temas de la sexualidad y el erotismo han dejado de ser tabú y tampoco son motivos de vergüenza. Hoy es común, por ejemplo, ser invitados a las ahora tradicionales fiestas de "tupper sex", una exhibición de elementos eróticos, incluyendo ropas especiales y hasta comestibles, consoladores y una gran variedad de juguetes sexuales y del placer propio y ajeno. Las vendedoras de estos elementos suelen tener amplios conocimientos en las artes de seducción y en las técnicas de placer, en especial utilizando los objetos, disfraces y lencería que tienen a la venta. Estas son excelentes fuentes de información al respecto de ideas para aumentar el fuego, y alguna que otra técnica de placer para complacer.

Otra buena fuente de técnicas eróticas y sexuales son las películas para adultos. El cine pornográfico, con su falta de límites establecidos al respecto de la exhibición de contenidos, es un buen material de consulta para el conocimiento de técnicas específicas. También los libros de erotismo y técnicas sexuales, como el Kama Sutra, son buenas fuentes de consulta.

Cuerpo y mente al servicio del placer

Pese a las técnicas aprendidas y a la experiencia obtenida en la vida, el sexo es una actividad especial entre dos personas en un momento íntimo. Ya sea que se trate o no de una pareja establecida, el sexo entre dos personas siempre será más placentero cuando ambos estén en plena disposición del placer.

Para ser un mejor amante es esencial que tu primer objetivo sea dar placer a la otra persona, y que tu placer nazca como consecuencia de ello. Observa su lenguaje corporal, conforme vaya respondiendo a tus estímulos. Utiliza todo tu cuerpo al amar, incluyendo tus manos y tus labios, y también emplea un poco tu mente siempre para jugar, anticipar, y crear buenas ideas para dar placer a tu pareja. Esto no sólo te dará placer como consecuencia, sino que te colocará en el papel de un mejor amante, tan sólo teniendo en cuenta los deseos de la otra persona, empleando cuerpo y mente, y no una simple acción mecánica de unos pocos minutos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ser un buen amante, te sugerimos que visites nuestra sección Parejas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social