Cómo sentirte con más energías

Cuatro pasos para duplicar tus energías

Un buen desayuno, un almuerzo adecuado, una merienda simple y una cena escasa es una de las recetas para mantener las energías a lo largo del día, además de hacer simples ejercicios varias veces por semana para estar activos y energizados.

En esta nota te contamos cuatro pasos, simples y efectivos, para que tus niveles de energía no se minimicen en ningún momento.

1. Dieta saludable para tener más energías

Tal como dijimos, se debe desayunar completo, almorzar adecuadamente sin abundancias, merendar un bocadillo simple, y cenar bien liviano para mantenernos bien nutridos.
Agrega pequeñas colaciones entre estas comidas, incluyendo fruta fresca, cereales y granos, lácteos, miel, frutos secos y barras de cereal, y notarás que nunca tendrás un hambre voraz y que tus energías se mantendrán siempre en alza.

También evita las comidas pesadas y de difícil digestión (incluyendo carnes, grasas, harinas, azúcares, alimentos procesados y demás), y reemplázalas por vegetales frescos y frutas deliciosas, junto con lácteos livianos (leche, yogur y otros) para sentir saciedad sin somnolencia ni pesadez.

No te olvides de la hidratación: debes beber unos dos a tres litros de agua al día, ya que ayuda a despabilarte, renueva tus energías y facilita las funciones corporales, permitiendo que tus fuerzas vitales viajen por todo el cuerpo en lugar de agolparse en sitios exigidos. Puedes beber dos litros de agua y complementar el tercero con zumos de frutas e infusiones naturales (como café, té y otras).

2. Un buen descanso para mantener las energías

Algo fundamental para mantenerte activo es un buen descanso. El ser humano adulto necesita seis a ocho horas de sueño por noche, y un descanso de unos 15 a 20 minutos por cada dos horas de actividad a lo largo del día.

Si por las noches cuentas con menos tiempo (algo no recomendable), asegúrate al menos de que te rinda: duerme a oscuras, en la habitación fresca y ventilada con aire natural (nada de aire acondicionado si puedes evitarlo), y sin artefactos eléctricos que hagan zumbidos o luces.

3. Más energías con ejercicio y respiración

Hacer ejercicios regularmente es la mejor manera de mantenerte activo, y aunque durante la gimnasia utilizas tus reservas de energía, se produce un efecto similar al de las baterías de los coches: van cargando conforme van funcionando, cada vez con mayor actividad.
Hacer dos a tres horas de aeróbicos a la semana (al menos salir a caminar, correr, nadar o algo simple) será suficiente para mantener tus energías bien en alto.

Por otro lado, la respiración también te ayuda a mantenerte lleno de vitalidad. Respirar profundamente hace que aprovechemos la capacidad pulmonar al máximo, algo que solemos no hacer a lo largo del día. Al respirar más, ingresamos más oxígeno a nuestro cuerpo, estabilizamos el ritmo cardíaco y aumentamos el flujo sanguíneo, y así mantenemos hidratada, nutrida y oxigenada cada una de las células de nuestro cuerpo.

4. Más felicidad, más energía

Seguramente has notado que cuando te sientes algo deprimido, te sientes también desganado. De hecho, pareciera como si no tuvieses energía en el cuerpo. Por eso, el último paso para mantener tus niveles de energía bien en alto es controlar tus pensamientos, emociones y motivación, buscando siempre el optimismo y la felicidad. Esto te permite disfrutar más de la vida y te pone en acción.

Evita los pensamientos negativos y pesimistas. En lugar de concentrarte en lo malo y en lo triste, elige cosas bellas para mantener en mente, así podrás estar más feliz, y en mejores condiciones para que tus energías vuelen por los cielos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo sentirte con más energías, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social