Cómo Saber si Necesitas Terapia

Claves para Saber si Necesitas Terapia

“Siento angustia, depresión, no tengo motivación y mi trabajo apesta.”. Frases como estas se repiten a ecos por el mundo entero, y en especial en los momentos de cambios o de celebraciones importantes. ¿Necesitas terapia?

En esta sociedad en la que vivimos, con escalas de valores tan contrarias a lo que nuestra propia naturaleza nos indica, los cuadros de angustia, depresión, desmotivación y todo tipo de penurias son moneda corriente, y de hecho hasta cada día más habituales.

La terapia: miles de alternativas

Actualmente el término “terapia” se usa quizás con demasiada liviandad, y hasta se lo usa para definir en algunos sectores a la psicoterapia convencional. Lo cierto es que, por un lado, la terapia aún es vista en muchos ámbitos como un tratamiento exclusivo para trastornos de orden mental o conductual, como la depresión clínica, los trastornos cognitivos y más, cuando en verdad se trata de una técnica (de tantas) que buscan el auto-conocimiento y el constante crecimiento de la persona. Es decir: la terapia es útil para cualquier individuo, en cualquier momento, siempre y cuando busque mejorar o estabilizar algún campo de su existencia.

Señales para saber si necesitas terapia. Necesitas psicoterapia? Síntomas de que necesitas terapia

© Depositphotos.com/Wavebreakmedia

Imagen 1. Deportes, bailar, Yoga, meditación y los grupos de ayuda, entre otros, pueden complementar tu terapia psicológica. ¡Todo suma a tu bienestar!

Por otro lado, no existe tal cosa como “una terapia”, sino que hay miles de actividades que cumplen con este propósito de bienestar. En muchos casos, simplemente iniciarse en una actividad placentera será la técnica útil para modificar el humor y elevar el espíritu, como tomar clases de pintura, unirse a un club deportivo, salir a dar paseos con la mascota y más.

Pero también en el orden clínico, hay distintos tipos de terapia, y la psicoterapia tradicional es sólo una de ellas. Todo depende de aquello en lo que tú creas: si sientes que lo que necesitas es tumbarte en un diván con un terapeuta guiándote, entonces haz eso. Si descrees de ese método y prefieres uno más funcional, que incluya trabajos con movimiento corporal o técnicas de expresión, entonces eso es lo que necesitas. Recuerda: la terapia debe elegirse con convicción y esperanza, nunca con descreimiento ni mucho menos pensando en ella como una solución rápida, como un antibiótico que tomas a cierta hora y mejora tu mal sin que hagas algo al respecto.

Sólo te recomendamos que seas amplio en tu pensamiento. Toda persona puede mejorar algo de su personalidad o estado. Hay angustias a las que no nos enfrentamos y que en algún momento nos encuentra, hay miedos irracionales que tenemos, hay conductas que repetimos e, incluso cuando nos sentimos de maravillas, la terapia puede ayudarte a tomar un más profundo conocimiento sobre ti mismo. No creas que se trata de algo “para los locos” o “para los enfermos”: es simplemente una actividad, “algo” que puedes hacer para ser cada día una mejor versión de ti mismo… sea cual fuere la terapia que elijas.

¿Cómo saber si necesitas terapia?

La Sociedad Americana de Psicología (American Psychological Association, o APA) ha propuesto una serie de consejos que ayudan a la persona a definir si la psicoterapia es el camino adecuado (y a menudo lo es) para mejorar algún ámbito en tu vida:

  • Si sientes habitual y regularmente ahogo emocional, tristeza, desamparo, negatividad en tu visión al futuro y desesperanza.
  • Si tienes pensamientos nefastos sobre ti mismo, te hablas en un modo negativo, si tienes conductas nocivas hacia ti mismo o hacia los demás (incluyendo adicciones o consumos excesivos de elementos seguros e inseguros por igual).
  • Si estas atravesando tiempos con profundas dificultades emocionales, o si notas cambios en tus conductas habituales (como dificultad para concentrarte, menos memoria, letargo o “niebla cerebral”, menos productividad en el trabajo).
  • Te sientes inconforme con la manera en la que resuelves o enfrentas situaciones cotidianas (sumisión, abusos emocionales o de otros tipos, incapacidad de darte valor, etc.).
  • Sientes ganas de mejorar en cualquier aspecto de tu vida, especialmente en el campo emocional.

Señales de alerta

El cuerpo y la mente dan constantemente señales de advertencia cuando hay algo que no está funcionando del todo bien. A veces, se muestran en la conducta y las emociones, pero responden a desequilibrios hormonales, una nutrición inadecuada y hasta enfermedades a nivel físico. A veces los síntomas son emocionales y provienen también de campo emocional. Por eso, es importante hacer una consulta inicial con tu médico de cabecera para realizar los análisis correspondientes y verificar tu estado general de salud. Háblale también sobre lo que sientes a nivel emocional, pues los profesionales médicos están plenamente capacitados para sugerirte algún terapeuta.

Para saber si necesitas terapia, analiza estas señales:

  • Te sientes desmotivado, sin ganas de ir a la escuela o al trabajo, y te cuesta encontrar el goce en cualquier cosa que hagas.
  • Sientes constante depresión, angustias, emociones negativas incluso en situaciones agradables.
  • Te sientes cansado (física y emocionalmente) todo el tiempo, incluso luego de dormir tus 8 horas.
  • Sientes que hay algo que no está bien, y no logras identificar qué es.
  • Habitualmente y sin motivo aparente, sientes ganas de llorar.
  • Sientes que ya no tienes ganas de ir a hacer las cosas que antes te daban placer, como pasear, ir al cine, reunirte con tus amistades o compartir con tu familia.
  • Te pones irritable por lo más ínfimo, estallas en lugar de expresar tus emociones de una manera moderada.
  • Sientes como si el mundo entero conspirara en tu contra, y como si todo se hiciera más difícil para ti que para los demás.
  • Terminas tu día agotado emocionalmente, pues has pasado la jornada forzando sonrisas y ocultando tus verdaderas emociones.
  • Tienes (o has tenido)pensamientos suicidas, o también de extrema agresión hacia otras personas.
  • No sabes cómo lidiar con una angustia o evento traumático que haya sucedido en tu vida (como una muerte, una separación, la pérdida de un trabajo, una enfermedad u otros).
  • Sientes como si “no tuvieras a nadie con quién hablar”, incluso teniendo amistades y familiares a tu alrededor.

Recuerda que esta nota sólo busca darte alguna idea más amplia sobre la psicoterapia, para aumentar tus propias herramientas de mejora emocional y personal. Siempre consulta a tu médico como medida primaria, y confía en sus consejos al respecto de tu salud mental.

Busca a profesionales y terapeutas calificados, en lugar de seguir las tendencias de moda que quizás no sean lo más adecuado para ti en este momento. Para saber si necesitas terapia debes analizarte a ti mismo, con la ayuda de tu criterio y el de los profesionales de la salud podrás elegir el tratamiento adecuado para tu caso particular.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Saber si Necesitas Terapia, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social