Cómo Refrescar la Mente

Métodos para Refrescar la Mente

Seguramente te haya pasado que deseaste refrescar la mente como si se tratara del botón de “reset” del ordenador para que todo vuelva a comenzar de cero. Pero al parecer esto no es posible para la mente humana...  ¿o si?

Si no estás al 100% de tus capacidades puedes tardar más tiempo en terminar una tarea... ¡o en comenzar a hacerla! Los demás te dirán que no sirven, que no das al máximo, que debes corregir muchos errores, etc. Según indican los expertos, es necesario crear momentos específicos en tu jornada para poder alejarte un poco de las obligaciones y clarificar el cerebro.

Si te está costando mucho mantener el enfoque en una tarea quizás se deba a que estás demasiado agotado mentalmente, lo que en inglés se conoce como “burn out”, y necesitas descansar un poco.

Es cierto que si estás comenzando con un proyecto nuevo o tu emprendimiento debe mejorar en algún aspecto no tendrás tiempo para dormir, retirarte del ordenador o tomarte vacaciones. Sin embargo, esto es justamente lo que necesitas. ¿Aún no conoces las ventajas reparadoras de una siesta o de una escapada de fin de semana?

Ideas para refrescar la mente cuando trabajas demasiado. Tips para reactivar la mente.

© Depositphotos.com/SIphotography

Imagen 1. Uno de los consejos para refrescar la mente es tomar aire fresco, y en lo posible, salir a caminar

Puede que consideres que es perder el tiempo y que todas esas preciosas horas podrías estar utilizándolas en otras tareas, pero es preciso que puedas descansar un poco para tener más energías y continuar con tu jornada o tu semana.

Ideas para refrescar la mente

Para poder rendir al máximo, terminar tus obligaciones a tiempo y que tu jornada sea 100% productiva, no dudes en llevar a cabo los siguientes consejos para refrescar la mente:

Pasea al aire libre

Estar todo el día encerrado en una oficina no es lo más adecuado para tu salud mental y física. Cuando estás sentado en el escritorio, todos tus sistemas se encuentran en reposo. Además de aumentar de peso o que te duelan las articulaciones y músculos, los efectos del sedentarismo hacen mella en tu organismo. Si sales a caminar aunque sea 15 minutos en medio de la jornada tus células y órganos se despertarán. ¡Y eso incluye tu mente!

Sería bueno también que de vez en cuando (por ejemplo los fines de semana) salgas a dar un paseo más extenso para estimular el flujo sanguíneo al cerebro, aumentar el enfoque y la claridad mental, y tengas más energías. Si estás estancado en un tema que no puedes solucionar o quizás el día es “cuesta arriba”, no dudes en salir de la oficina a caminar y tomar un poco de aire. Con dar dos vueltas a la manzana puede ser suficiente. Otras opciones son subir y bajar por las escaleras o hacer ejercicios de estiramiento.

Bebe agua fría

Los estudios indican que la mayoría de las personas son deshidratados crónicos. Esto tiene consecuencias graves para el cuerpo en general y para el cerebro en particular. Si te está faltando el enfoque, toma un descanso para refrescar la mente y bebe un vaso de agua fría. También hazlo al levantarte y antes de irte a dormir.

Intenta llegar a 2 litros diarios en invierno y 3 en verano. Si no tienes ese hábito puedes llevarte una botella con agua a todos lados, o dejarla a la vista en el escritorio. ¡Hay personas que hasta se colocan una alarma para acordarse de beber. Si te aburre siempre el agua, puedes reemplazar con zumos naturales o infusiones calientes o frías. Recuerda que el café, los refrescos y los jugos industriales “no cuentan”.

Respira esencia de limón

Respirar hondo es muy bueno para oxigenar el cuerpo y mejorar las funciones cerebrales, pero además, se ha comprobado que el aceite esencial de limón te ayuda a enfocar la mente y ser más productivo. También puedes tener un frasco con el zumo de un limón diluido con agua y esparcir con un atomizador en las cortinas, ropa, etc. Los aromas cítricos estimulan el sistema nervioso y te aportan mucha energía. Otras opciones con efectos similares son el eucalipto y el romero.

Come de manera saludable

Un almuerzo casero y sano puede ser lo que estás necesitando para quitarte el hambre y refrescar la mente. Cuando te atacan esas ganas de comer cualquier cosa a mitad de la mañana y estás ocupado (o queriendo enfocarte en algo), no dudes en comer un puñado de frutos secos. Las nueces, almendras o cacahuates son una excelente opción. Otros snacks que no pueden faltarte son el aguacate, el pan integral, las semillas de lino o sésamo y el apio. De esta manera, podrás balancear los niveles de azúcar en sangre y sentirte energizado.

Duerme una siesta

¿Te acuerdas cuando eras pequeño y te “obligaban” a dormir una siesta en las vacaciones? ¡Seguro lo odiabas! Si nunca más has dormido por las tardes deberías comenzar a hacerlo. Una siesta rápida de 30 minutos, como máximo, te aporta una gran cantidad de beneficios, entre ellos aumentar el estado de alerta y desempeñarte mejor en tus tareas.

Ten en cuenta que si duermes demasiado despertarás “atontado” y te costará mucho más enfocarte. Presta atención a las señales que te ofrece el cuerpo, ya que si necesitas todo el tiempo dormir una siesta quizás la razón se deba a que te acuestas muy tarde, tienes insomnio o te levantas demasiado temprano.

¿Estás necesitando refrescar la mente? Entonces no dudes en poner en práctica estos consejos útiles y buenos para tu salud.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Refrescar la Mente, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social