Cómo Reducir el Peso de la Maleta

Reduciendo el Peso de tu Maleta

Cargar con un equipaje muy pesado es una terrible pesadilla, por ello es preciso aprender a reducir el peso de la maleta. Te quitarás más de unos kilos de los hombros y sin necesidad de prescindir de cosas importantes.

Muchas personas cometen el error de “llevar ropa por las dudas” y no usan ni la mitad de lo que cargaron durante horas o kilómetros. Sobre todo en el caso de los viajes en avión o en autobús, y más aún si tu experiencia será de mochilero por unos días, es preciso que seas muy organizado y estricto en relación a las cosas permitidas. Una vez que aprendas a hacer más liviana la maleta te darás cuenta de que la vida puede ser mucho mejor al ir por el mundo con lo que cabe en una mochila. 

Consejos para reducir el peso de la maleta

Quizás te haya pasado antes y no quieres volver a repetir una mala estancia, o tal vez deseas evitar problemas y malos momentos en tus vacaciones; mejor presta atención a estos consejos:

Arma una lista de cosas para llevar

Una buena manera de reducir el peso de la maleta es tener en cuenta las cosas que llevarás. Para ello, una lista redactada un día antes de empacar te será de mucha ayuda (y si eres de viajar mucho, puedes usar la misma varias veces). Además de la ropa, no te olvides de anotar otros objetos, como los artículos de higiene personal, los cargadores de aparatos tecnológicos, un libro, etc. Una vez que tengas todo anotado, el siguiente paso es disponerlo bien ordenado encima de la cama o sofá. Allí podrás visualizar si es demasiado y tienes que quitar más cosas.

Tips para reducir el peso del equipaje. Consejos para hacer más liviana la maleta. Claves para reducir el peso del equipaje

© Depositphotos.com/richardmlee

Imagen 1. Uno de los tips para reducir el peso de la maleta es hacer una lista y verificar que llevamos sólo lo necesario.

Antes de empacar, analiza cuáles son los objetos que te ofrecen en el hotel o transporte. Por ejemplo, las toallas, el secador de cabello, las sábanas y los artículos de higiene personal suelen incluirse en la tarifa de cada noche. Si algo de ello ya estará esperándote en el cuarto del hotel, entonces no lo lleves.

Consulta cuales serán las temperaturas o condiciones climáticas durante tu estancia, y lleva ropa en consecuencia. En invierno, ropa abrigada, y en verano, ropa ligera, más una prenda que te abrigue si refresca en las noches. Nada más.

Cómo elegir la ropa

Ir de vacaciones no quiere decir que debes verte mal o sin arreglarte, pero tampoco es preciso que te lleves todo el guardarropas contigo. Una buena opción para evitar este inconveniente es escoger prendas que sean de tonos neutros (blanco, negro, marrón y pastel) para que las puedas combinar entre si. Trata de no llevar un vestido, falda o camiseta que combine con sólo otra ropa del bolso.

Para reducir el peso deberás deshacerte de muchas de las cosas que en un primer momento querrías llevar contigo. Una regla que te puede ayudar es empacar según los días de estancia. Para unas vacaciones de verano, por ejemplo, empaca 1 playera y 1 conjunto de ropa interior por día, 1 pantalón corto cada 2 días, 2 pares de zapatos y 1 sweater en total. Añade alguna prenda más, como el traje de baño, o un atuendo más formal para ir a cenar a un restaurante.

Otros consejos para hacer más liviana la maleta

Lleva lo más pesado contigo: Esta es una máxima de los turistas expertos. Cuando viajes, lleva puesto o en la mano aquello que ocupa mucho espacio. Por ejemplo, una campera, sweater, borceguíes, etc. Esto también incluye portátiles, cámaras de foto, tabletas... no sólo por seguridad, sino para evitar llevar una maleta adicional.

Busca una lavandería cerca: Si el hotel en el que te alojarás no tiene el servicio de lavandería, puedes encontrar una tienda que se encargue de esta tarea. Así podrás lavar la ropa durante las vacaciones y no llevar más cantidad para suplantar la sucia.

Elige un equipaje liviano: Por más de que quites ropa de la lista, si el equipaje está confeccionado de una tela o material pesado no te servirá de mucho. En la actualidad, puedes encontrar de todos los tamaños y contexturas. Opta por el más resistente y ligero al mismo tiempo.

Lleva cosas en miniatura: ¿Te han dado una muestra gratis de shampoo en el mercado? ¿Tienes un recipiente pequeño de crema de manos? ¿Compraste una pasta dental de viaje? Todo ello hará que ahorres mucho espacio y peso en tu maleta. En el caso de que no consigas versiones pequeñas de los productos que usualmente utilizas, puedes pasar a recipientes de menor tamaño.

Por último, para hacer más liviana la maleta trata de no llevar miles de papeles en forma de guías, planos o libros. Ahora la tecnología se encarga de que todo entre en un sólo dispositivo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reducir el Peso de la Maleta, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social