Cómo recibir con amor

Cómo recibir con amor

Siempre se nos enseñó que debíamos dar sin pensar en recibir. Doctrina sabia de las abuelas de mi época. Pero muchas personas interiorizan este mensaje como el opuesto de recibir con amor lo que se nos es dado. A veces alguien quiere pagar nuestra cuenta en el restaurante, o alguien se adelanta a pagar el taxi y decimos "¿por qué lo hiciste?" o "no, no, yo pago".

Recibir con amor es tan importante como dar con el corazón, pues de esta forma contribuimos al intercambio dinámico bajo el cual funciona el universo, y no recibir es como interrumpir el juego divino de la abundancia del cual somos piezas claves, pues estamos aquí y ahora para ser ricos y enriquecer a los demás. Si detenemos el flujo de la naturaleza, interrumpimos nuestro propio crecimiento, puesto que estamos en un universo cambiante y nosotros somos cambiantes también. Es como si pretendiéramos dar toda nuestra labor física y mental en beneficio de la humanidad, sin reconocer la necesidad y el que merecemos recibir los alimentos, el afecto y las comodidades necesarias para recargarnos de energía y poder continuar con nuestra causa.

Hace un tiempo fui invitado a una conferencia en la ciudad de Safety Harbor, en la bahía de Tampa en Florida USA. Confieso que en un momento pensé que todo ese sol, playas y comida de mar me sacarían del contexto laboral en el que me encontraba enmarcado por esos días. Pero luego recapacité, y pensé en las ocasiones en las que durante alguna charla le digo a mi interlocutor", es que a veces no creemos que nos lo merecemos", entonces hice mi maleta y me fui así, con la idea de que me lo merecía; mi preocupación por parar mi flujo laboral se diluyó ante la ley universal del dar y el recibir, y en esta ocasión me tocaba recibir.

Confieso también que disfruté más de lo que hubiese disfrutado por mi cuenta, y que los contactos profesionales y lazos de amistad que se tejieron durante ese fin de semana no tienen precio ni comparación. Recibí esa oportunidad con amor, y ahora la devuelvo al universo mediante este artículo, para motivarte a recibir también con amor.

Dar y recibir al final son lo mismo, pues son solo dos polos de un círculo de energía que se mueve si ambos se mantienen abiertos.

Cuando alguien te traiga un presente, sea este físico, un favor o un elogio, recíbelo con amor. Si te dicen lo bella que estás o lo guapo que te ves hoy, no lo niegues, recíbelo con amor. Abre tu corazón para recibir, pues si alguien te lo quiere dar es por que te lo mereces y todo está dispuesto en ese momento para que así sea. No sientas pena ni pienses que será una carga para quien te lo quiere dar... de nuevo te digo, abre tu corazón y recíbelo con amor. Si en la acción de dar y recibir hay una sana intención de crear felicidad, tanto para ti como para los seres con los que compartes tu vida, entonces serás generador de abundancia ya que la felicidad sostiene y sustenta la vida.

El flujo comienza dando. Ofrece a los demás todo aquello que quieras recibir y cuando lo recibas, de nuevo, abre tu corazón y da gracias a la vida. ¡Éxitos!.

Martin E. Orozco, CPCCoach Profesional Certificado por Fowler Wainwright International Institue y miembro de la International Association of Coaching (IAC).Te ayudo a vivir una vida plena a través de sesiones personalizadas y de mis artículos gratis. Visita mi web para recibir mis artículos y reportes de cortesía.
http://www.martin-orozco.com

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo recibir con amor, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social