Cómo prepararnos para unas vacaciones al aire libre

Consejos al salir de vacaciones

Si estás planeando un viaje vacacional al aire libre, como una acampada, un viaje de pesca, una exploración u otro tipo de descanso, no te pierdas los siguientes consejos para planificar las precauciones a tener en cuenta en lo que respecta a tu salud y a tu bienestar.

Preparativos para vacaciones al aire libre

  • En primer lugar, averigua lo que puedas sobre la zona que visitarás. Lee blogs y foros sobre la zona y la actividad, para conocer las experiencias y oír los consejos que antiguos visitantes tienen para ofrecerte. De este modo, podrás anticiparte en los preparativos, para que tu descanso sea fenomenal.
  • Prepara un botiquín de primeros auxilios adecuado para la zona, para las actividades a realizar, y para la cantidad de días que estarás allí. En este botiquín no debe faltar material antiséptico o desinfectante, por potenciales heridas que no serán tratadas de inmediato por profesionales de la salud. Cuenta también con gasas estériles, vendajes y cintas de sujeción.
  • Recuerda siempre empacar tu crema de protección solar, ropa confortable de color claro, y una gorra para cubrir tu cabeza. De igual modo, no olvides tus gafas para el sol. También los repelentes para insectos, ya sea en cremas, lociones o pulverizados, son esenciales para los viajes al aire libre. Carga una dotación extra de la que piensas necesitar: nunca están de sobra.
  • También empaca suficiente dotación de agua, excediendo la cantidad planificada. Recuerda que esta agua no sólo será útil para su consumo, sino también para la higiene y cocción de alimentos, para lavar tus manos y rostro, y hasta para limpiar posibles heridas.
  • Empaca suficientes botellas o garrafas de agua embotellada, mineral y pura, sin gas para evitar explosiones. También puedes guardar sales para rehidratación, o bebidas rehidratantes deportivas.
  • En caso de necesidad absoluta, puedes acondicionar agua dulce natural para utilizarla en los procedimientos de higiene o en el consumo sólo en casos de urgencia. Para tratar el agua silvestre, fíltrala con un lienzo fino como primera medida. Luego, déjala dentro del contenedor abierto durante unos 10 minutos, revolviéndola para oxigenarla. Hiérvela por no menos de 10 minutos, agregando hasta dos gotas de lavandina, cloro o lejía por cada litro, si fuera necesario.
  • Si estás siguiendo un plan médico, no empaques la cantidad justa de tus medicaciones. Si por algún motivo debieras permanecer uno o más días extra, no será bueno quedarte sin tu dotación necesaria. Recuerda contar con jeringas y agujas si fuera necesario, y con medicamentos antifebriles, contra el paludismo, antihistamínicos, para malestares gastrointestinales y antidiarréicos, pues podrías necesitarlos. También, asegúrate de contar con tu cartilla de vacunación al día, y con la de los demás miembros de la familia en iguales condiciones.
  • No olvides tus elementos de limpieza e higiene. Recuerda empacar productos de higiene femenina, toalla limpia, jabón de tocador o jabón blanco de lavar, y productos de cosmética biodegradables. Al finalizar el período de descanso, no los dejes allí, recoge todos tus elementos y residuos, pues podrías alterar a la fauna local.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo prepararnos para unas vacaciones al aire libre, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social