Cómo preparar una cena con los suegros

La primera cita con tus suegros es un desafío, una prueba de fuego que todos debemos pasar y lo mejor es hacerlo con honores.

Cómo preparar una cena con los suegros

Cómo preparar una cena con los suegros

Ideas para preparar una cena con los suegros

Hay reglas básicas y sencillas que no debes olvidar al decidir invitar a tus suegros a una primera cena.

  • Una de las reglas de oro, al momento de preparar una cena a los suegros, es que siempre será mejor que sobre comida y jamás que falte o alcance con lo justo.
  • Cuando se tiene una cena con los suegros no debemos limitar las sonrisas, los halagos y la atención hacia ellos.
  • Averigua con tu pareja cual es el gusto de tu suegro en bebidas. Si el vino es uno de sus placeres, utiliza ese lado para complacerlo. Coloca en la mesa el sacacorchos, cortacuellos, y todos los accesorios necesarios para abrir una botella de vino sin contratiempos. Con eso ya tendrás un punto a favor con él.
  • Con la suegra las cosas pueden ser un poco complicadas. Hay que ser cariñoso, servicial y muy amable, pero a la vez muéstrate seguro en lo que haces, que tu suegra no piense que su hija o hijo no tendrá una pareja que lo sepa atender, como lo hizo ella durante toda su vida. El lenguaje no verbal suele ser una opción muy buena para comunicarte con ella.
  • Al momento de la cena con tus suegros, cuida todos los detalles, servilletas, vasos brillantes, mantel, en el baño toallas y toallones haciendo juego, etc.
  • No hace falta que todo brille en la casa, pero si, que todo esté en su lugar y de la sensación de un lugar sencillo, limpio y agradable.
  • Un pequeño florero con flores naturales, ubicado en la entrada del hogar sorprenderá a tu suegra.
  • Si bien todo esto ayudará a que te consideren la nuera o yerno perfecto, tampoco debe parecer una pantomima, intenta no sobrepasarte y ser vos misma/o. Este momento puede llegar a ser algo para recordar el resto de tu vida, y porque no, parte de los consejos que le darás a tu hija o hijo cuando le llegue su momento.