Cómo Perdonar

La difícil tarea de perdonar

Perdonar es una de las capacidades más majestuosas y nobles que un ser humano puede tener y, de hecho, que tiene. Es que perdonar es una capacidad de todas las personas, que se puede desarrollar, fomentar, entrenar, pero no crear, pues es una capacidad con la que has nacido.

Sin embargo, perdonar a veces se hace difícil. Daños, injurias, traiciones, malas intenciones son algunas de las cosas por las que nos pueden (o no) pedir perdón, pero también hay sucesos que carecen de toda mala intención y dolo y, sin embargo, también nos han hecho mal.

¿Qué es el perdón?

El perdón es la acción de perdonar. En una definición más profunda, el perdón es la liberación de la persona causante de un mal, intencional o no intencional, mediante la absolución de su cargo y no de su culpa. El culpable del hecho es y será culpable, pues su acción ya está en tiempo pasado y no hay posibilidad de modificarlo. Allí es donde entra en juego el perdón: en reconocer la culpa o cargo del que hizo el evento en cuestión, liberándolo de la presión de lo ocurrido.

Hay pocas palabras que pueden expresar el significado del perdón. Pedir perdón se trata de reconocer la propia culpa o causa del evento que ha herido, de manera alguna, a otra persona. Al hacernos cargo de nuestra responsabilidad, de corazón, pedimos redención por nuestros actos a la persona herida, a Dios, a la máxima expresión de nuestras creencias, y también a nosotros mismos. Al otorgar el perdón reconocemos que el supuesto agresor o autor del evento reconoce sus actos, se hace cargo de sus acciones y de sus consecuencias, y lo liberamos no de la culpa, sino de la presión, de la mala sensación: liberamos su alma, su espíritu y sus ideas represoras y negativas sobre el evento en particular.

La importancia de perdonar

La importancia de perdonar es por uno, y luego por los demás. Es que cuando has hecho algo que ha afectado o herido a alguien, sin que lo hicieras a propósito o con malas intenciones, te persigues con la necesidad de un perdón. Sin embargo, el perdón es más importante para quien lo otorga que para quien lo pide.

Estudios y análisis han comprobado, mediante investigaciones y entrevistas, que el rencor por perdones no otorgados son causas de debilitamientos del sistema inmunológico, y se relacionan ampliamente con el desarrollo de tumores, malignidades, y cáncer en general.

Así, el perdón es más urgente quizás para quien lo pide, pero es mucho más necesario para quien lo otorga. La liberación del rencor atrapado en nuestro ser mediante el perdón es también la liberación de energías y emociones negativas que, a la corta o a la larga, permite el ingreso de energías positivas.

Cómo perdonar

No hay una técnica específica para perdonar. No existe un manual de instrucciones, simplemente existe el acto de perdonar, de corazón. Si quien te hirió te ha pedido perdón, y ha sido sincero, tendrás una herramienta mucho más física y práctica para el perdón. Pero cuando el agresor está ausente, o cuando se trata de perdonarte a ti mismo, la situación es bastante más delicada.

Perdonar es dejar ir lo negativo, pero no olvidar. Perdonar debe nacer desde adentro: reconociendo la agresión, comprendiendo sus motivos o su falta de mala intención, o simplemente dejando ir las cosas y las causas sin llevarlas dentro de nuestra mente consciente en forma de represión, angustia, y dolor.

Hay quienes eligen repetir palabras y frases a modo de mantra, como "te perdono", "estás perdonado" y demás. Hay quienes mencionan estas frases hacia la persona físicamente, o hacia una fotografía o un elemento que lo represente. Hay quienes optan por rezar de acuerdo a su religión para pedir el perdón en palabra de esa persona. Las técnicas son de lo más variadas, y dependen de las creencias de cada uno de nosotros.

Perdonar es un acto posible, necesario, imprescindible para una vida plena y en equilibrio. Y es también bueno para tu salud. Lo mejor de todo es que, para perdonar, simplemente debes hacerlo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Perdonar, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social