Cómo organizar vacaciones con otra familia

Consejos al planificar vacaciones con otra familia

No es una tarea sencilla, pero tampoco es imposible. Se trata de una idea interesante para ahorrar dinero y compartir gastos. A la vez, puede ser una experiencia maravillosa para los niños y también los adultos, porque podrán pasar tiempo con otras personas que no viven en su hogar. Aprende en este artículo cómo organizar las vacaciones con otra familia.

Qué tener en cuenta antes de planificar las vacaciones con otra familia

El estilo de vida y la rutina: Si bien van a estar de vacaciones y no van a hacer lo mismo que en época laboral o escolar, siempre es bueno dejar en claro qué es lo que les gusta a cada uno. Hay gente que prefiere levantarse temprano para aprovechar el día al máximo y otros que no se despiertan hasta el mediodía. También puede ocurrir que una familia desee ir a comer a restaurantes todas las noches y la otra preparar la cena en la cabaña. Que esto no genere conflictos entre las partes. Deja en claro de antemano qué es lo que si y lo que no se "negocia".

Las actividades e intereses: La diferencia puede radicar en muchas cuestiones, como por ejemplo, que una familia prefiera estar todo el día tomando sol y disfrutando del mar y la otra saliendo a caminar o haciendo deportes extremos. Mientras unos se quedan mirando televisión o una película en la casa, otros quieren ir a pasear por las calles del centro. No hay problema en que hagan cosas juntos y otras separados.

La disciplina y la higiene: Esto más que nada es para los casos que haya niños pequeños. El aseo de los lugares comunes es muy importante, ya que puede generar una pelea o discusión que esté todo tirado, los platos sin lavar o la ropa sucia en el baño. En relación a la disciplina tiene que ver con el comportamiento de los hijos al cenar, al pasear, al compartir momentos juntos.

Las finanzas y los gastos: Si la idea de viajar con otra familia es para ahorrar dinero y poder irse de vacaciones, tal vez ambas estén en la misma situación económica. Sin embargo, esto no siempre es así. Si una de las dos no tiene problemas en ir a cenar afuera todas las noches, contratar todas las excursiones o comprar lo que sus hijos quieran pero la otra si, entonces, es bueno que lo hagan en los momentos "por separado". También hay que hablar del tema cuando se está pensando en alquilar una cabaña, en elegir el destino o el medio de transporte.

Los niños y las mascotas: Algunos pueden pensar que no se puede "poner en la misma bolsa" a los hijos y a los perros y es totalmente cierto. Sin embargo, ambos acarrean más problemas. Si una de las familias tiene niños pequeños y la otra no, o de otra edad, puede haber inconvenientes. Se debe analizar esto muy bien antes de tomar la decisión de irse de viaje "compartido". Es decir, si realmente vale la pena ahorrarse ese dinero en lugar de conseguir tranquilidad e independencia.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo organizar vacaciones con otra familia, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social