Cómo lograr que mi bebé tenga una rutina de sueño

Existen muchas técnicas válidas para acostumbrar al niño a dormir, pero hay dos aspectos esenciales que deberás seguir para que el bebé se acostumbre a una rutina de sueño.

Cómo lograr que mi bebé tenga una rutina de sueño

Cómo lograr que mi bebé tenga una rutina de sueño

Cómo enseñarle a dormir al bebé

Durante los primeros tres meses de vida de nuestros pequeños hijos, es normal que duerman con horarios irregulares. Sólo algunos padres muy afortunados tienen bebés que antes de las doce semanas ya se han acostumbrado a un horario de sueño.

Existen muchas técnicas válidas para acostumbrar al niño a dormir. Es posible que tus familiares te recomienden formas, o incluso tú mismo instintivamente vayas consiguiendo un método para tu bebé.

Está bien si duerme en su cuarto, o en el cuarto que hayas designado para él, en la cuna o en su cama. Lo que realmente importa es que el método sea constante, de tal forma que se convierta en un hábito desde pequeño.

Cómo lograr que mi bebé tenga una rutina de sueño
Cómo lograr que mi bebé tenga una rutina de sueño

© Depositphotos.com/petrograd99

"No pierdas la paciencia a la hora de enseñarle la rutina de sueño, el bebé eventualmente se cansará."

Cada vez que el bebé se despierte, deberás repetir la rutina que utilizaste en un principio. Esta actitud le dará seguridad al niño y estará calmo para volverse a dormir.

Claves para lograr una rutina de sueño en el bebé

Sin importar que plan decidas implantar en tu hogar para lograr que tu hijo concilie el sueño sin problemas, hay dos cosas esenciales que te ayudarán a lograrlo:

Constancia: Si la decisión es dejar al nene en tu cuna sin mecerlo, es muy probable que tengas que ir a hablarle cada cinco o diez minutos. No pierdas la paciencia a la hora de enseñarle la rutina de sueño, el bebé eventualmente se cansará.

Si luego de un tiempo te rindes y lo cargas en brazos, él aprenderá instintivamente que vale la pena llorar todo el tiempo necesario ya que tarde o temprano lo levantarás.

"Lo que realmente importa es que el método sea constante, de tal forma que se convierta en un hábito desde pequeño."

Paciencia: En segundo lugar, es importante que sepas que sea cual sea la estrategia que apliques, necesitarás de varias semanas para que funcione. No le hagas cambios bruscos de rutina, ya que primero tendría que desaprender lo que ha venido asimilando, para luego volver a comenzar desde cero a aprender una nueva rutina. Si eres paciente, verás que a la segunda o tercera semana tu niño irá acostumbrándose a dormir tranquilamente.