Cómo Llevar una Lista de Gastos en un Viaje

Consejos para Llevar un Listado de Gastos en un Viaje

Para llevar una lista de gastos en un viaje ya debemos estar disfrutando del destino, pero se puede comenzar antes. ¿Cómo? Porque lo que pagues por el boleto o las reservas en el hotel ya deben ser contabilizados, lo mismo que todo aquello que compres para el viaje, como ser una maleta, un traje de baño o el servicio técnico del coche.

La buena planificación es la que te permitirá respetar el presupuesto del viaje, más allá que sea mucho o poco el dinero disponible. Si hay mala organización, siempre estarás gastando de más, o no ahorrando como quisieras.

Entonces, antes de llevar la cuenta de los gastos en las vacaciones, determina cuál tu presupuesto. Una buena idea es realizar una investigación o búsqueda de información al respecto del destino. Así sabrás el estimado por una cena en un restaurante, el transporte, la gasolina, los presentes y todo lo que quieras gastar.

Consejos para llevar la lista de gastos durante un viaje. Cómo controlar los gastos en vacaciones. Cómo tener una lista de los gatos de un viaje
Imagen 1. Llevar la contabilidad en los viajes será fundamental para no excederte en los gastos

Si viajas con tu familia o con tu pareja, apenas comiencen a pensar en las vacaciones, reúnanse para conversar y llegar a más de un acuerdo. El tema del dinero es lo que trae más problemas, entonces, anticípate y evita discusiones. Llevar un cuadro de gastos en los viajes es una excelente estrategia para empezar con el pie derecho.

Cómo controlar los gastos en vacaciones

De la mano de la lista de gastos, debe ir el control, antes y durante las vacaciones. Para ello, ten en cuenta estos consejos:

Paga en efectivo: Así podrás pedir descuentos por pagar al contado, sabrás cuánto dinero te va quedando “en la caja” y tendrás mayor control de lo que gastas. Esta es una estrategia para acortar los derroches. Si sabes que tienes ese monto en el presupuesto, lo organizarás de tal manera que te alcance para todos los días de estancia.
Si decides pagar con la tarjeta de crédito, recuerda guardar los comprobantes para después ir sumando a la cuenta de gastos. Podrá parecerte una buena idea comprar todo de esta manera, pero el problema aparece cuando llega la cuenta al siguiente mes, podrías endeudarte demasiado.

Busca ofertas y compara: Antes de ir de vacaciones, deberás ser como el Sherlock Holmes de las agencias de viajes y hoteles. Analiza no sólo los precios, sino también los servicios, las promociones, las políticas de cancelación, los beneficios adicionales, las fechas para viajar más barato, las conexiones con otros medios de transporte, los precios de los restaurantes o lo que gastes para comer.

Define un monto para los souvenirs: No hay duda de que al llegar a una tienda de recuerdos querrás comprarte todo. No sólo para ti, sino para llevar de presente también. Una buena parte de tu presupuesto de vacaciones se puede gastar en cuestión de minutos. Define un monto límite y trata de hacer compras colectivas, no tan personalizadas, para conseguir descuentos y disfrutar de tu estancia en vez de pasarte de tienda en tienda buscando un presente para cada familiar o amigo.

Cómo llevar la contabilidad en vacaciones

Puede sonar un poco a oficina, sin embargo, llevar la contabilidad en vacaciones te permitirá, por un lado, no gastar de más, y por el otro, tener un control más detallado de lo que vas comprando o gastando. A su vez, es un hábito que después puedes poner en práctica en casa, si es que tienes problemas con el dinero cada mes por no saber administrarlo correctamente.

Mantener una lista de gastos durante un viaje no es difícil. Ten en cuenta que el tiempo libre es perfecto para anotar cada cosa que compras. Comienza desde el gasto número 1 de tus vacaciones, que no es cuando llegas al destino, sino antes. Es decir, que en un cuaderno, bloc de notas, el móvil, una aplicación o la Tablet, debes anotar cuánto has gastado por los boletos, por ejemplo. Como se decía antes, no te olvides de lo que compraste para la maleta, si fuiste al salón de belleza, si reparaste el coche, si dejaste en una guardería a tu perro o si reservaste online el hotel.

En una hoja aparte, empieza a anotar desde el día 1 de tus vacaciones. Esto quiere decir, que la lista de gastos en vacaciones debe ser lo más detallada posible. Por más de que te parezca una nimiedad, al final de las vacaciones tendrás un panorama más completo de dónde y cómo gastaste tu dinero.

Por ejemplo, si al llegar pagaste un taxi desde el aeropuerto hasta el hotel. Anótalo. Como estaban muy cansados, fueron a un restaurante a almorzar y pagaron con tarjeta de crédito: apúntalo. Puedes armar una tabla como te sea más fácil, pero no olvides colocar la fecha, el monto, el concepto y el tipo de pago (efectivo o tarjeta).

Si quieres, al finalizar el día suma los gastos y anótalo debajo. Ve sumando entre si los días y analizando en relación al presupuesto que tenías asignado. Si un día gastas de menos, tienes dos opciones: recompensarlo al otro día, o guardarlo para extras.

Recuerda que llevar una lista de gastos en un viaje es la mejor manera de cuidar tu economía durante las vacaciones.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Llevar una Lista de Gastos en un Viaje, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social