Cómo Lidiar con Personas Abusivas

A veces no tenemos otra cosa que hacer más que aprender a lidiar con abusivos y seguir adelante con nuestros días. ¡Aquí encontrarás buenos consejos para lograrlo!

Consejos para tratar a personas abusivas. Cómo actuar con personas abusivas. Cómo evitar a las personas abusivas

Cómo Lidiar con Personas Abusivas

Tips para Tratar con Personas Abusivas

Aprender a lidiar con personas abusivas puede que haga una enorme diferencia en tu vida. Verás, cuando a tu alrededor hay seres  que, a conciencia o sin siquiera notarlo, se abusan constantemente te tu confianza y de tu paciencia, pueden provocar enormes alteraciones a tu agenda, interrumpir tu rutina, cambiar tu humor, hacerte perder el tiempo, etc.

Si este es tu caso, te invitamos a aplicar simples consejos para seguir adelante con tus ocupaciones, sin peleas ni enojos.

¿Por qué abusan de tu confianza?

Lo cierto es que no hay una única respuesta a esta pregunta. En algunos casos, las personas abusivas serán altamente manipuladoras y gozarán del notar que tienen cierto poder sobre ti: por así decirlo, te piden cosas que ellos mismos podrían hacer, y que en muchos casos ni siquiera necesitan, sólo para verte actuar. Cuando sea que no tengas tiempo o voluntad para satisfacer a sus necesidades  egocéntricas, intentarán herirte emocionalmente, casi siempre en la forma de culpa, dejando entrever que eres tú quien no tiene tiempo o cariño suficiente para estas “pobres personas a quienes tú no quieres ni ayudar”.

Por otro lado, los abusivos pueden intentar aprovecharse de tu buena fe por costumbre y comodidad. Ni siquiera están al tanto de lo que están haciendo, al menos no de una manera consciente. Ha pasado tanto tiempo desde que se confían en ti para solucionar sus problemas y necesidades, que ahora lo toman no como un acto de buena fe, sino “una manera en la que funcionan las cosas”. Este es, muchas veces, el caso con las personas abusivas dentro de la propia familia, a las que es más probable que hayas atendido por buena fe, pero que ahora ya no sepan la diferencia.

Consejos para tratar a personas abusivas. Cómo actuar con personas abusivas. Cómo evitar a las personas abusivas
En muchos casos, los jefes y quienes tienen puestos de autoridad pueden ser abusivos y pedirte más de la cuenta.

© Depositphotos.com/photographee.eu

"Los abusivos pueden intentar aprovecharse de tu buena fe por costumbre y comodidad. Ni siquiera están al tanto de lo que están haciendo, al menos no de una manera consciente."

Cómo lidiar con personas abusivas

Sea cual sea el caso, todo comienza por saber cómo y cuándo decir que NO, y tomar el control de la situación sin que ello signifique una confrontación violenta o agresiva. Estas son algunas buenas maneras de aprender a tratar con personas abusivas:

1. Comprende tu lugar. Es lo fundamental, pues hasta tanto no notes que lo que te están pidiendo excede a tus responsabilidades y que ni siquiera hay necesidad de que seas exclusivamente tú quien “haga eso”, no podrás ponerte en acción ni evidenciar la actitud abusiva de esa persona.

2. Antes de explotar, respira. Si acabas de notar que has sido víctima de un abusivo, o si ya está pasándose de su lugar y haciéndote enojar, no explotes en ira ni provoques peleas (especialmente si es cercano a ti, incluso parte de tu familia). Lo mejor en este caso es tomar distancia físicamente: aléjate o impide el encuentro o el llamado, mintiendo si fuera necesario, por ejemplo indicando que no puedes atender el llamado porque estás entrando en el banco, o que ya toca tu turno en el odontólogo. Sólo haz lo posible por separarte de esa persona, y respirar para relajar tus emociones (evitando un nuevo pedido o abuso de confianza por su parte).

3. Si no fuera posible la separación (por ejemplo, sigue y sigue hablándote al teléfono o llamando), nuevamente recurre a la vía menos honesta pero más efectiva: apaga tu móvil por unos momentos, o simula no tener señal. Esas cosas pueden ser normales en muchas condiciones, y no sentarán un precedente para una nueva confrontación. ¡Simplemente “no tenías señal en el móvil”!

4. Cuando estén ambos en calma, habla con la persona. Dile con las palabras más claras y honestas posibles que crees que se abusa de tu confianza, que te hace alterar tus propios planes, y que esto está causando una fricción entre ustedes que llegará a mal término eventualmente. Si lo consideras necesario, hazle notar que ya ha tenido ese mismo problema antes con otras personas (si fuera así), y que tú no quieres perder la relación que los une ni tampoco quieres llegar al punto de ignorarle por completo. Pídele que deje de hacer lo que hace sabiendo que lo más probable es que responda de mala manera. Recuerda: el abusivo a veces no sabe qué está haciendo y, cuando lo sabe, tampoco es por un motivo inocente sino de manipulación. Es decir: en ninguna de las dos ocasiones estará dispuesto a pedir disculpas y modificar su actitud sin más.

Cómo tratar a los abusivos. Consejos para lidiar con personas abusivas

Aprende a lidiar con personas abusivas y deja de ser a quien acuden siempre para todos sus caprichos.

© Depositphotos.com/londondeposit

"Ten en cuenta que el manipulador y el abusivo lo son por su propia elección, y tú no eres el responsable de su felicidad ni bienestar."

5. Si lo consideras más apropiado, en lugar de hablar: grábalo o escríbelo. Puedes enviarle un email, una carta escrita, dejarle una nota en el móvil, o también un mensaje de audio. Es decir: elige la vía que te permita expresarte y no tener un diálogo. Tanto en la palabra escrita como en el audio grabado no hará respuestas simultáneas, y le darás al manipulador la oportunidad de escucharte y actuar a su propio tiempo. Nuevamente: lo más probable será que no responda de la mejor manera, incluso que se enoje e intente echarte culpas de su malestar.

Ten en cuenta que el manipulador y el abusivo lo son por su propia elección, y tú no eres el responsable de su felicidad ni bienestar. Aprender a tratar a los abusivos tomará algo de tiempo y de paciencia por tu parte, pero considerando la realidad de las cosas y actuando desde el corazón y con tu propia felicidad en mente, podrás hacerlo sin distanciamientos, sino poniéndole el freno a tiempo a un tren que suele estar fuera de control.