Cómo ir de Vacaciones Estando Embarazada

¿Puedo ir de Vacaciones Estando Embarazada?

Algunos pueden pensar que ir de vacaciones estando embarazada es una idea descabellada, sin embargo, cuando el parto aún no es inminente y no se corren riesgos en la gestación, puede ser una oportunidad maravillosa para pasar más tiempo con tu pareja o disfrutando de tu estado. Será una perfecta conexión con tu bebé a través del vientre.

Recuerda que los nacimientos ocurren entre la semana 38 y la 42, por lo cual, no viajes si estás cercana a esas fechas. El médico no te permitirá viajar embarazada si ya has pasado la semana 34, por más de que vayas cerca o en tu propio coche. Luego de esta época es mejor que permanezcas en tu casa, cerca de un hospital.

Cuidados para irte de vacaciones estando embarazada. Cómo hacer un viaje si estoy embarazada? Vacaciones durante el embarazo
Imagen 1. Las vacaciones en el embarazo están permitidas hasta antes de la semana 34 de gestación.

Consejos para ir de vacaciones embarazada

Algunos tips para viajar estando embarazada que pueden ayudarte son:

- Elige un destino tranquilo, como una playa no muy frecuentada, una casa de campo o una cabaña en la montaña. Aléjate de destinos donde haya que viajar de aquí para allá, o donde las fiestas nocturnas sean frecuentes.

- Prefiere ir en un medio de transporte propio y no en un autobús o tren. En el caso del avión, directamente las aerolíneas no aceptan pasajeras embarazadas después de la semana 30 de gestación, y hasta pueden pedir certificado médico para permitirte viajar.

El coche es mucho más cómodo, puedes hacer las paradas que deseas para estirar las piernas, llevar más equipaje, no depender de los horarios, etc. Para que las vacaciones en el embarazo comiencen de la mejor manera, es preciso que viajes cómoda. Haz paradas cada dos horas para evitar hinchazón en los tobillos, los pies, o calambres en las piernas, lleva ropa suelta y cómoda, coloca el cinturón de seguridad como corresponde y come liviano.

- Escoge un destino cercano a tu hogar para ir de vacaciones si estás embarazada. Por cualquier inconveniente, estarás a pocos kilómetros de tu médico de cabecera o de la clínica donde nacerá tu bebé.

- Aprovecha la estancia para descansar, dormir y disfrutar de tu embarazo. No pretendas ir de excursión de la mañana a la noche, subir una montaña, ir de caminata por el campo, etc. Igual, recuerda que cuando tu hijo nazca no tendrás mucho tiempo disponible para el ocio.

- Lleva la ropa adecuada. Si vas de vacaciones embarazada, la ropa debe ser muy cómoda y holgada, nada de jeans o de camisetas al cuerpo. Lo único que debe importarte es tu salud y la del bebé, no cómo te ven los demás o cómo sales en las fotografías. En definitiva, no hay nada mejor que una falda o un vestido, sobre todo si vas a la playa.

- Presta atención a lo que comes y lo que bebes. Llevar una dieta equilibrada forma parte de las indicaciones del embarazo. Pero además, debes prestar más atención a este aspecto si piensas ir de viaje si estás embarazada. Es que cuando salimos de casa no siempre seguimos la rutina, vamos a comer a restaurantes, compramos algo en la playa, no nos preocupamos por la hora del desayuno, etc. Nada de ello es bueno y recomendable para tu bebé. Y ten mucho cuidado con lo que bebes, si no estás segura de que el agua es potable, compra embotellada.

- Consulta por las comodidades y los servicios del alojamiento. Seguramente hayas engordado algunos kilos y necesitas más espacio para trasladarte o para dormir. Pregunta si las habitaciones del hotel disponen de cama King size. No te olvides de pedir información sobre los servicios de emergencia, el hospital más cercano, etc. Ir de vacaciones en el embarazo puede que requiera de más cuidados que en cualquier otro momento de la vida.

- Ten cuidado con el sol y los golpes de calor. Un viaje estando embarazada no debe ser un sufrimiento ni para ti ni para tus acompañantes. Si hace mucho calor, mejor te quedas en el hotel mirando televisión, durmiendo o leyendo. Protégete con un sombrero y quédate bajo la sombrilla, bebiendo agua o tomando un helado.

- No hagas actividades que no están permitidas: Las vacaciones en el embarazo deben ser lo más tranquilas posibles. Como se dijo antes, nada de ir de excursión todo el día. Evita andar a caballo, nadar en el mar, bucear, tomar sol en el vientre, salir hasta muy tarde de noche, subir a una montaña, hacer deporte, viajar a un país exótico, apuntarte en todas las clases de gimnasia del hotel, ir a un crucero, ir a un balneario repleto de gente o viajar en temporada alta.

Nadie te puede impedir que no vayas de viaje estando embarazada, pero de ti depende cómo lo pasarás. Si crees que pones en riesgo la salud de tu bebé (o la tuya), mejor quédate en tu casa y espera a que tu hijo tenga algunos meses para salir. Tampoco tiene que pasar tanto tiempo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo ir de Vacaciones Estando Embarazada, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social