Cómo Ir de Vacaciones con un Bebé

Salir de Vacaciones con un Bebé: ¿Es Posible?

Si estás planificando ir de vacaciones con tu bebé, puede que necesites leer algunos consejos por parte de expertos pediatras. Haber sido padres hace pocos meses no les impide disfrutar del descanso fuera de casa (y además lo necesitan).

Las vacaciones para el bebé son muy buenas porque estimulan todos sus sentidos, puede descubrir un mundo nuevo, ser más flexibles y no estar acostumbrados a un solo sitio como es la casa. Para los padres, viajar con el pequeño les permitirá estrechar los lazos, compartir y disfrutar de su crecimiento, emocionarse por sus cambios o descubrimientos, etc.

Para unas buenas vacaciones con tu bebé es vital que seas organizada y que planifiques en relación a sus necesidades primero. Luego de elegir entre varias opciones, decídete por la que más se adapte a tu presupuesto o gustos. Pero, nunca hay que viajar para satisfacer sólo los requerimientos de los padres o únicamente la de los niños, porque alguno lo pasará mal.

Consejos para vacacionar con un bebé. Tips para planificar unas vacaciones con tu bebé. Disfruta tus vacaciones con el bebé
Imagen 1. Para ir de vacaciones con el bebé, presta atención al destino, el clima y la distancia.

7 tips para ir de vacaciones con el bebé

Ya has decidido que este verano es el momento ideal para ir de vacaciones con el bebé. Para ello, es preciso que lo organices todo con mayor anticipación que de costumbre. Al menos dos o tres meses antes.

Sigue estos tips para ir de vacaciones con el bebé para que todo sea perfecto:

1. Escoger cuidadosamente el destino: No podrás ir a cualquier sitio con tu hijo, eso en primer lugar. Se recomienda que no haya que viajar más de seis horas (en lo posible en coche propio). El clima también es un punto relevante, evita sitios donde hace mucho frío o demasiado calor, ya que los bebés son más vulnerables a estos extremos. Opta por un lugar tranquilo, en lo posible familiar, donde haya otros bebés o niños. Nada de estancias ajetreadas yendo de aquí para allá. Y obviamente, evita países con problemas sanitarios. Lo mejor es estar en contacto con la naturaleza, sobre todo en la montaña o en una playa poco frecuentada.

2. Comprar un paquete familiar. Es perfecto para ir de vacaciones con el bebé. Los resorts o complejos familiares son muy tranquilos. Consulta si se aceptan niños pequeños, porque en algunos casos tienen que haber cumplido los cuatro años. Lo bueno es que tienen servicios especiales para los peques y sobre todo, son muy seguros. Pregunta también por la disponibilidad de cunas o sillas altas.

3. Llevar todo lo que tu hijo necesita. Ir de vacaciones con un bebé difiere en muchos aspectos con las de la pareja o un grupo de amigos, de eso no hay dudas. En el caso de la maleta, la prioridad siempre la tiene el niño si el espacio es acotado. Desde su manta preferida a una muda de ropa para cada momento, pasando por algunos de sus juguetes, artículos de higiene personal, calzado, etc. No des por sentado que podrás comprar en el destino lo que tu hijo necesita. A veces no encontrarás justo lo que está acostumbrado a consumir o es adecuado para su edad, y esto generará problemas. No exageres ni lleves demasiadas cosas “por las dudas”. Si van en coche propio esto es más simple, porque hay más espacio para transportar objetos.

4. Realizar actividades en función de los horarios del niño. Para que las vacaciones con el bebé sean amenas y felices, es necesario seguir cumpliendo con su rutina. Esto quiere decir, respetar los horarios de sueño y de comidas. Una vez en la semana ir a comer afuera y que el bebé llegue a su cuna dos horas más tarde no es un problema, pero si cuando esto es la regla y no la excepción. Los padres saben en qué momento sus hijos quieren comer y cuando dormir. En los momentos en que esté despierto, se puede aprovechar para pasear o salir. Igualmente, hay que relajarse y estar tranquilos si no se puede cumplir al dedillo con la planificación. Las vacaciones son sinónimo de calma (o deberían serlo).

5. Viajar en temporada baja. Por más de que elijamos una playa tranquila o un destino de montaña, en pleno verano siempre habrá turistas. Por ello es mejor ir de vacaciones con un bebé en temporada baja o cuando recién empiezan los días agradables. Además de que la temperatura es mejor para él, también será mucho más tranquilo para todos. Si viajan en avión o en autobús, traten de presentarse con anticipación en el aeropuerto o en la estación para hacer todos los trámites con tranquilidad y sin esperar al último momento. Recuerda llevar la documentación del bebé.

6. No hacer muchas actividades los dos primeros días. El niño deberá acostumbrarse a los cambios, al viaje, a dormir en una cama diferente, etc. Por ello, para que las vacaciones con el bebé no sean un problema, es necesario que las primeras 48 horas se establezcan bien en el hotel y salgan lo menos posible. Además, esto les permitirá a los padres a estar tranquilos y se lo transmitirán a su hijo.

7. Presta atención a la comida y al sol: Si el bebé está en la etapa de amamantamiento no habrá problemas. Cuando ya comienza a comer, puedes necesitar estar más atento a los sitios donde van a cenar o lo que sirven en los restaurantes. Si tienes la posibilidad de cocinar, mejor para el niño porque el menú será más saludable.
En cuánto al sol, hay que evitar los horarios del mediodía, siempre bajo la sombrilla y con un buen sombrero. La pantalla de protección infantil no siempre se puede usar durante los primeros meses, consulta antes con el pediatra.

Ten en cuenta estos consejos para ir de vacaciones con tu bebé, y seguro disfrutarán de unos días maravillosos sin inconvenientes.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ir de Vacaciones con un Bebé, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social