Cómo hacer running

¿Qué es el running?

El running (trote, correr) es una actividad por demás saludable. No se trata de una competición ni de una demostración de velocidad y resistencia, sino de desafiar al cuerpo suavemente, a su propio ritmo, recorriendo circuitos y ciudades de una manera muy beneficial para el cuerpo.

Beneficios del running

Correr permite perder peso corporal, tonificar los músculos, y elevar el ritmo cardíaco y respiratorio, lo que conlleva a una mejor oxigenación celular y a un mejor funcionamiento orgánico.

Además, con mejor respiración y circulación sanguínea se propicia la regeneración celular, el drenaje y la eliminación de toxinas condensadas en el cuerpo. La piel se pone más saludable, el cabello rejuvenece, los poros se liberan de suciedades y todas las toxinas del cuerpo van desapareciendo de un modo más que adecuado.

Pero el running también es muy bueno para la mente, ya que al recorrer los circuitos tenemos tiempo para compartir con nuestros pensamientos. Nos despojamos del estrés, de las preocupaciones, y el ejercicio propicia la liberación de dopaminas y endorfinas, contribuyendo a nuestra sensación de bienestar y felicidad. Trotando, el humor mejora y la moral se eleva.

Precauciones al hacer running

El running no involucra grandes desafíos en lo físico. Se debe correr al ritmo e intensidad que el cuerpo acepte, de manera regular, sin someternos a dolores ni molestias. También hay que tener ciertas precauciones, por ejemplo, realizar un chequeo físico y médico antes de comenzar con la actividad, consultando al especialista si poseemos alguna contraindicación. Algunas condiciones de salud obligan a la práctica de ejercicios que no sean de rebotes y golpes, como es el caso de personas con problemas articulares, de tendones o ligamentos, personas con sobrepeso y también mujeres embarazadas, para quienes el movimiento de rebote del running no será beneficioso.

Cómo practicar running

Ya con la aprobación del profesional, procura hacer una entrada en calor de los músculos antes de comenzar cada sesión, y no te olvides de estirarlos al finalizarla. Luego de la práctica, toma una buena ducha, pues la sudoración elimina toxinas que quedan "posadas" sobre la piel, y es adecuado limpiarlas.

Al correr, procura respirar por la boca, para inspirar más oxígeno y mejorar la función muscular. Puedes hablar mientras practicas running tranquilo y a tu ritmo, lo que lo convierte en un deporte sociable. Planifica dos a tres sesiones semanales, en compañía de amigos o como parte de un club de entrenamiento, para notar los mejores resultados en poco tiempo.

Vestimenta adecuada para hacer running

Se debe utilizar la vestimenta más adecuada para practicar esta actividad, evitando roces en zonas sensibles del cuerpo, propiciando el mejor apoyo y sostén para pies, tobillos y rodillas, y evitando quemaduras de sol y accidentes evitables. La ropa debe permitir una saludable transpiración, con prendas de telas especiales de bases naturales.

Procura que el calzado sea adecuado, amortiguando cada paso y otorgando estabilidad y sujeción. Para encontrar el mejor, lee nuestro artículo "cómo elegir un calzado para hacer running".

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer running, te sugerimos que visites nuestra sección Deportes y juegos.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 88% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social