Cómo fomentar el espíritu navideño

El verdadero significado de la Navidad

La Navidad, como su nombre designa, celebra el nacimiento de Jesucristo en la religión católica. Es el momento de dicha máxima de la fe, y sin embargo, hoy ha sido reemplazado por una celebración que rinde culto a las comilonas y a los regalos comerciales.

No queremos entrar en debates aquí, aunque simplemente hablaremos de la Navidad como ocasión festiva, del significado en lo familiar y en lo personal, sin referirnos específica ni exclusivamente al asunto religioso.

Así, la Navidad es tiempo de compartir, de estar en familia, con los seres queridos, y también de cultivar la magia y la inocencia infantil. Es un momento especial, el fin de un ciclo, la antesala al final del año y a todas esas nuevas posibilidades que nos promete el cambio del número del calendario. De esa Navidad es de la que hablaremos aquí, y ese es el espíritu que queremos recuperar y fomentar en nuestro hogar.

Viste la casa de Navidad

En el hemisferio sur, en pleno verano, también llegan las figuras nórdicas asociadas con esta época: telas pesadas, piñones secos, imágenes de nieve y tonos oscuros. Es difícil que Santa visite estos países vestido tan abrigado, pero esa es la imagen que indefectiblemente se asocia a la Navidad.

No luches contra ello: aprovéchalo. Viste tu casa de rojo y verde, coloca velas doradas, bolas de nieve en los rincones, renueva tus macetas colocando abetos, pinos y estrellas federales. También apaga la TV y recibe a tu familia en la mesa con el acompañamiento de canciones navideñas y adaptaciones modernas de villancicos, en el tipo de música que prefieran.

Coloca guirnaldas de imitación pino, y botas de felpa de color rojo en la chimenea, que seguro estará apagada: pues es un excelente lugar para colocar adornos de velas y flores, en lugar de dejar este rincón olvidado. Haz que todo espacio en tu casa grite "Navidad", y este será un excelente primer paso.

Actividades en familia para fomentar el espíritu navideño

Aprovecha el final de Diciembre para hacer actividades en familia. Vean películas o, mejor aún, puedes leerle a tus hijos todo tipo de historias de la Navidad. Cuéntales de "Cómo el Grinch se robó la Navidad", del Dr. Seuss, reúnanse en el sofá a leer "Un cuento de Navidad" de Charles Dickens o, para los más impacientes, a disfrutar de alguna de sus adaptaciones fílmicas, como la clásica "Scrooged" con Bill Murray, o "A Christmas Carol", con Jim Carrey.

Para los traviesos, películas como "The Grinch", con Jim Carrey, "The polar express", con la voz de Tom Hanks, o la animada "The Nightmare before christmas", pueden enseñar una valiosa lección. Los mayores también pueden capturar el espíritu navideño con libros y películas, como "Four Chrismases" o "Love actually".

Lo importante es compartir en familia, comprender que los buenos momentos no siempre tienen que llevar un presente envuelto con moños para pasarla bien, y que se puede reír por horas juntos, cocinando delicias que luego se compartan, leyendo cuentos, presentando obras de teatro en casa, o simplemente dialogando sobre los temas de la vida. Todo se vale a la hora de fomentar la familia, el amor, y el espíritu de la Navidad.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo fomentar el espíritu navideño, te sugerimos que visites nuestra sección Eventos y regalos.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social