Cómo explicar Santa Claus a los niños

Consejos para fomentar la historia de Santa Claus

Santa Claus, Papá Noel, el viejito Pascuero, el Viejito Regalón o, simplemente: Santa. Ese hombre mayor, regordete, barbudo y abrigado, capaz de recorrer el mundo entero en una noche, que lleva una lista de las buenas y malas acciones para premiar con regalos o castigar con carbones, sigue estando más presente que nunca en la actualidad.

Desde nuestra mentalidad adulta es difícil de comprender, vemos las fallas en todo el relato, cuestionamos toda parte de esta historia... mientras secretamente deseamos tener al menos una pizca de esa inocencia infantil, de esa magia interior, de esa felicidad de la anticipación y la seguridad de haber escuchado el trineo de Santa pasar volando sobre el techo de casa.

Nosotros ya no creemos, pero los pequeños sí, aún con el exceso de información al que están inmersos en la actualidad. Entonces, ¿cómo les explicamos este mágico personaje para seguir fomentando su inocencia?

La mágica historia de Santa Claus

Cuéntales a los niños la historia de Santa, de cómo trabajan sus duendes y cómo sus renos mágicos, comandados por el antes avergonzado Rodolfo y su nariz brillante, son capaces de dar la vuelta al mundo entero gracias a la magia y a la felicidad de los niños, el principal combustible para el vuelo.

Hazlos parte de la celebración, prepara con ellos las galletas que le dejarán por la noche, diles que le hagan un dibujo o le escriban una carta para dejar junto al vaso de leche antes de ir a dormir en nochebuena. Cuéntales que Santa es picarón y le gusta esconderse de los niños, y que si quieren hacerlo feliz deben dormir profundamente para que él pueda dejar los presentes a sus anchas.

¿Cuál es el verdadero Santa?

En estos tiempos de información con la TV, Internet y el mundo en sí, es habitual que niños de tan corta edad, como 3 o 4 años, se pregunten cómo es que hay Santas por todos lados. Si hay uno en el supermercado, otro en el centro comercial y hasta vieron uno esperando el autobús... ¿cuál es el verdadero?

La respuesta a ello es sencilla: sólo hay un Santa, pero está ocupado con sus duendes preparando los presentes y planificando su viaje. Ya que es la época y que muchos niños desean verlo, Santa pide a sus amigos que se vistan igual que él y ocupen su lugar en muchísimos puntos de todo el mundo... y aunque ninguno de ellos es el verdadero, nunca se sabe cuándo aparecerá el Santa real, así que no hay que advertir a los compañeros de la guardería ni a los amigos...

¿Y todos estos regalos escondidos?

Tus hijos estuvieron revisando la casa y encontraron presentes envueltos y escondidos... explícales que ese es el sitio donde dejas los obsequios de los adultos, pues Santa sólo regala a los niños, y para aliviarle el trabajo los adultos se regalan entre sí, y hasta a veces le hacen más regalos a los pequeños. Santa tiene sólo una noche para entregar los regalos, y a veces no llega a tiempo, por eso deja un presente aquí y otro en la casa de los abuelos muy a menudo. Es todo una cuestión de organización.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo explicar Santa Claus a los niños, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social