Cómo evitar que el divorcio afecte a los hijos

Cómo afecta a los niños el divorcio de sus padres

Sin importar la edad que ellos tengan, pero sobre todo cuando son pequeños, la separación de los padres puede ser bastante traumática. Si bien en la actualidad es común que las parejas se divorcien, esto no quiere decir que sea sencillo para los hijos.

El sentimiento que agobia a los pequeños varía según su carácter y personalidad, sin embargo, se debe tener en cuenta que puede traer consecuencias negativas temporales o permanentes.

Algunos de los factores que influyen en el niño durante la separación de sus padres son:

- Su estabilidad emocional
- El tipo de relación que tiene con ambos padres
- El tiempo que comparte con el adulto que se irá de la casa (mayormente el hombre)
- Cómo es la vida cotidiana con el adulto que se quedó en el hogar (con frecuencia la mujer)
- Cómo se lleva con sus hermanos si los tiene
- Quién atiende sus necesidades básicas, ya sean físicas, psicológicas o emocionales
- La cantidad de cambios que tuvo que vivir durante el proceso de separación
- Cómo era la vida cuando los padres estaban juntos
- El apoyo que tenga en la escuela o por parte de familiares y amigos

Tips para evitar que los niños sufran por un divorcio

Animarlo a que se relacione con el padre que deja la casa. Casi siempre la tenencia es compartida, pero la relación con el que "visita" no es la misma que antes. Recordarle fechas importantes como cumpleaños o día del padre (o de la madre). Ayudarlo a que elija un regalo para ese momento, que se comunique las veces que quiera durante la semana, etc.

Ser flexible. Uno de los traumas más comunes en los pequeños cuyos padres se separan es por causa de las peleas, antes, durante y después del divorcio. Los niños querrán siempre que ellos estén juntos. Se debe tener siempre en cuenta qué es lo mejor para ellos para ponerse de acuerdo con el ex cónyuge.

Tratar al ex como se desea ser tratado. Es algo muy difícil de lograr, pero pensar que es por el bien de los hijos en común. No comenzar con reproches o peleas, menos delante de ellos. El trato debe ser lo más respetuoso, controlado y amable posible.

Evitar que los pequeños sientan lástima. Evitar las despedidas muy dramáticas o emotivas. Así, los niños no sufrirán tanto de la ausencia de su padre. Permitir que reciban el mismo cariño de la otra parte.

No hablar mal del ex delante de los hijos. Ellos no son culpables de los problemas de la pareja, y aunque lo fueran, es mejor que en un principio no lo sepan. Además, esto puede jugar en contra porque si van a contarle al padre, generará más conflicto.

Evitar usarlos como mensajeros. El recado se puede tergiversar y a su vez, es mejor arreglar los problemas de adultos, como adultos, ya sea personalmente o por teléfono.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo evitar que el divorcio afecte a los hijos, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social