Cómo Enseñar Higiene Personal a los Niños

Tips para Enseñarles a los Niños sobre Higiene Personal

Enseñar higiene personal a los niños puede ser una tarea esforzada, pero será completamente satisfactoria cuando recuerdes que les estarás dando herramientas valiosas para el resto de sus vidas.

Lavarse el rostro por la mañana, los dientes al levantarse, después de cada comida y antes de ir a dormir, lavar las manos regularmente, tomar un baño diario y reconocer nuestros propios malos aromas corporales son ‘tareas’ a las que debemos atender desde pequeños, y cada día de nuestras existencias. Por eso, lo mejor es compartir estas enseñanzas en familia y desde la más temprana edad.

Enseñar higiene con el ejemplo

Hay una manera sumamente eficaz de enseñarles higiene personal a los niños: dando el ejemplo. Las mentes de los pequeños son verdaderas esponjas que funcionan a máxima velocidad, y con cada generación pareciera que elevan aún más la barra. Por eso, no pretendas enseñarles a cepillar sus dientes luego de cada comida si tú mismo no lo haces: aprenderán a través de la observación, y luego de la imitación.

Cómo enseñar higiene personal a tus hijos. Tips para enseñar higiene personal a los niños. Enseñar a bañarse a los niños

© Depositphotos.com/oksun70

Imagen 1. En las rutinas de higiene personal para mayores, pídele a tus hijos que te acompañen y conviértelo en un juego para ganar su interés.

El primer paso es hacerlo tú mismo con ellos a tu lado. Si un día se rehúsan a lavar sus manos al llegar a casa: hazlo tú, y de un modo que sea bien visible a sus ojos. Y hazlo siempre, dando un ejemplo valioso que se convertirá pronto en la mejor enseñanza.

También deberás tener que tener algo de paciencia, y mucha repetición. Siempre que salgan de la cama por la mañana recuérdales que deben lavar su rostro, frotar suavemente sus ojos, lavar sus manos. Siempre que terminen de desayunar, invítalos a cepillar sus dientes junto a ti. Siempre que lleguen de jugar en el jardín, de hacer trámites en la calle, de la escuela o de donde sea, diles que es momento de lavar las manos con agua y jabón, y tú súmate a esta tarea. Sé la persona que quisieras que tus hijos fueran en el futuro, y estarás ya a mitad de camino hacia el éxito.

Métodos para enseñar higiene personal a los niños

Los expertos recomiendan algunas de estas metodologías para enseñar higiene personal a tus hijos, sin regaños y sólo con éxitos:

Enseñando a lavar el rostro

Verifica que el agua no esté demasiado fría ni demasiado caliente, sólo tibia. No pretendas que los más pequeños tomen agua en sus manos como cuencos y salpiquen sus rostros como lo hacemos los adultos. En cambio, enséñales a mojarlas y repasar su rostro, una y otra vez. Y prepárate para que salpiquen el cerámico, su ropa y el suelo: están aprendiendo.

Cómo enseñar a cepillarse los dientes

Enséñales a cepillar sus dientes con y sin crema dental. Si lo encuentras, usa el vertedor automático para que puedan colocar la crema dental en sus cepillos sin provocar un enchastre (y sin excederse). Enséñales a cepillar los dientes del frente, de lado a lado y arriba y abajo. También en sus muelas (ten paciencia, en general no logran hacerlo por su cuenta), y luego a enjuagar su boca con un pequeño vasito.

Siempre usa cremas dentales especialmente formuladas para niños, pues las de adultos son muy agresivas y, además, los pequeños suelen tragar buena parte de la pasta dental.

Enseñar a lavarse las manos

Esta tarea de higiene personal es una de las más importantes, pues es una fuerte barrera contra las enfermedades. Enséñales a lavar sus manos luego de jugar (con juguetes, con las mascotas, en el suelo, con sus lápices), al llegar a casa, luego de la escuela, y antes de comer.

Los expertos recomiendan enjabonar las manos durante el tiempo necesario para cantar la canción del cumpleaños feliz o, al menos, 30 segundos. Enseña a tus niños a humedecer sus manos, y elige un bote de jabón líquido para estimular la formación de espuma, pues la pastilla de jabón les suele ser muy difícil de usar al principio. Evita tener el agua del grifo corriendo mientras repasan sus manos con la espuma: los niños ni bien tocan el jabón, llevan sus manos al agua y hacen así un lavado ineficiente.

Enseñando a bañarse a diario

Este es un tema de controversias permanentes, pues la mayoría de los pequeños no gusta de quitarse la ropa y entrar al agua. ¡Pero es fundamental!. El baño diario elimina el sudor, la suciedad y las toxinas que el cuerpo va liberando, además, es una buena técnica de relajación y confort, y debe ser parte de la rutina general.

Los niños deberían bañarse por cuenta propia siendo menores a los 5 o 6 años (como mínimo), y siempre en una ducha o regadera superior, y no en una tina o bañera, para evitar accidentes. Haz de la hora del baño algo divertido con juegos, juguetes, cantos, pegatinas antideslizantes de colores y todo lo que puedas pensar, para que les sea estimulante.

Recuerda que debes ser la primera persona en hacer las tareas que quieres que los niños imiten. En lugar de enviarlos a lavar sus manos, vayan juntos para ser un ejemplo a seguir en sus jóvenes mentes. Así, sabrás enseñar higiene personal a tus hijos, ¡y tú también cumplirás con una saludable rutina de aseo regular!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Enseñar Higiene Personal a los Niños, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social