Cómo Empezar el Día con Energía

Consejos para Despertar con Energías

Para empezar el día con energías es necesario tener una buena noche de descanso, eso es claro y fácil de comprender. Un sueño de calidad, con suficientes horas de reposo y en condiciones aptas es absolutamente necesario para enfrentar la jornada con bríos y alegría. Pero hay muchas otras cosas que puedes hacer para comenzar el día con optimismo, sin que supongan actos extraordinarios, ni mucho menos consumir medicamentos. ¡Sólo ten en cuenta estos consejos, fáciles de aplicar y absolutamente naturales!

¿Por qué estoy cansado?

Esa es una pregunta muy importante: necesitas identificar qué es, precisamente, lo que te está quitando la vitalidad. Puede ser una mala noche de sueño, malas condiciones para el descanso, un colchón muy viejo que no permite la mejor relajación del cuerpo, o el perro del vecino que ha ladrado toda la noche. Esos casos se solucionarían con cambios inmediatos, como configurar el termostato de la habitación, cambiar o rotar el colchón, pedirle al vecino que guarde a su perro por las noches, y así tener una noche reparadora que, al siguiente día, se traduzca en energías para tu cuerpo y tu mente.

Pasos para empezar el día con energía. Guía para empezar el día con motivación. Empezar el día con alegría

© Depositphotos.com/jabiru

Imagen 1. Tómate algunos minutos, siéntate a desayunar y planifica tu día, para comenzar la jornada con buenas energías.

También debes identificar si, por ejemplo, hay una enfermedad que estés incubando o desarrollando. Si es temporada de resfríos, de gripe, o si has estado en contacto con una persona enferma, entonces necesitas tomar los recaudos necesarios. A veces hará falta abrigo y reposo, otras será conveniente consultar con un médico para hallar el mejor curso de tratamiento. Si notas alguna enfermedad, no intentes disimularla con productos como bebidas, infusiones o medicamentos, pues podrías empeorar tu cuadro.

Finalmente, recuerda que el estrés, los pensamientos reiterados, las preocupaciones y otras afines también hacen que despiertes cansado y sin ganas. En estos casos, sólo podemos recomendarte atender la fuente de tus preocupaciones con la mecánica que sea más apropiada, para poder resolver, solucionar, y así renovar el espíritu.

6 pasos para empezar el día con energías

Una vez que identifiques la causa de tu cansancio, haz los cambios más apropiados para cada caso. Y en el resto de los días (por ejemplo, si despiertas desganado luego de una larga semana de trabajo), sólo ten en cuenta estos consejos para comenzar la jornada con energías y vitalidad, fácilmente:

1. Sal de la cama ni bien escuches el despertador. Quedarse durmiendo esos 5 minutos extra no te hará sentir más descansado, sino todo lo contrario. Cuando escuches la campana abre los ojos, da un buen estirón de brazos, bosteza con la boca completamente abierta para oxigenar tu mente (esto es más importante de lo que piensas), y levántate con determinación: ¡comienza un nuevo día y pueden pasarte cosas geniales!

2. Escucha música: En lugar de ir en silencio arrastrando los pies hasta llegar a tu cepillo de dientes, pon una radio cerca de la cama (pero no en tu mesa de noche) y enciende tu estación favorita, o pon algo de música energizante que te haga sentir alegre y hasta con ganas de bailar, incluso si no fuera la clase de música que oyes normalmente (sí, estamos hablando de esos placeres culposos que solemos disimular). La música te ayudará a despertar la mente, te dará placer, y te estimulará mucho más que el silencio o las noticias.

3. Bebe agua: Aunque parezca algo simple y sencillo, es profundamente importante para comenzar el día con energías, y quizás uno de los actos más simples que puedes hacer: bebe un vaso de agua fresca. Ni caliente ni demasiado fría; ni una tacita ni una botella entera: un simple vaso de agua fresca te despertará del todo, hidratará cada célula de tu cuerpo permitiendo que tu organismo funcione mejor, y te hará sentir renovado.

4. Mueve el cuerpo: Baila al son de esa música, o haz una sesión de ejercicios antes de tomar tu baño de la mañana. Mover tu cuerpo te hará sentir renovado, lleno de energías. Si eres un deportista seguro tendrás una rutina armada, pero si no lo eres, simplemente baila con soltura, sube y baja las escaleras algunas veces, o sal a la calle y camina un poco para activar tu cuerpo y tus músculos.

5. Toma un baño: Antes de salir de casa, prueba con tomar un baño o una ducha. Usa agua caliente para descongestionar tus vías respiratorias, relajar los músculos, reducir la liberación de cortisol y aumentar la de oxitocina (para reducir el estrés), o elige una ducha de agua fría para despertar el cuerpo y la mente, vencer la fatiga, reducir la inflamación si la hubiera, y refrescarte en los meses de verano.

6. Desayuna y piensa: Tomar una taza de café a los apurones no es bueno para tu cuerpo fatigado. Con sólo 5 minutos extra siéntate a beberlo, come al menos una tostada con dulce (o lo que quieras), mientras piensas qué harás en el día. Estos minutos serán de extrema eficiencia para tu productividad, sin mencionar que harán maravillas el comienzo del día. Piensa qué fruta tomarás al trabajo, o el número del tren que tomarás. Piensa en cuántos pisos hay que subir para llegar a la oficina. Imagina planes, tareas pendientes, obligaciones para el día o lo que sea: no sólo te organizarás mejor, sino que también despertarás tu mente y la llenarás de energías.

Estos consejos pueden parecer extremadamente simples, pero no será sino hasta que los pongas en práctica que notarás su enorme poder. Así, lograrás comenzar el día con energía, con alegría, y listo para tener una jornada exitosa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Empezar el Día con Energía, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social