Cómo Elegir una Aerolínea para Viajar

Tips para Elegir la Aerolínea Ideal

Elegir una aerolínea para viajar es sinónimo de cómo va a ser tu vuelo. Uno placentero no siempre ocurre en primera clase ni en la empresa más cara del mundo, pero hay que tener en cuenta algunas cuestiones básicas para que el trayecto sea lo más ameno posible.

Antes de elegir una buena aerolínea recuerda:

El equipaje permitido: Consulta cuánto es el peso máximo que puede llevar cada pasajero y cuánto es lo que cobran por los adicionales. Es bueno que te informes sobre el seguro si se extravía la maleta, sobre todo si harás escalas. Quizás no quieras pensar en esta desgracia, pero puede ocurrir así que es mejor que averigües quien se hará responsable del problema.

Detalles para escoger una aerolínea. Qué detalles tener en cuenta antes de elegir una aerolínea. Cómo escoger una buena aerolínea para volar

© Depositphotos.com/lightpoet

Imagen 1. Para elegir entre una aerolínea tradicional o una aerolínea low cost, presta atención a los servicios y no sólo al precio.

La aeronave: No es necesario que te vuelvas un experto en ingeniería o en aeronáutica, pero tal vez quieras saber algunas características básicas del avión al que vas a subir, como por ejemplo, la distancia que hay entre los asientos.

La puntuación: En los foros de Internet encontrarás diferentes opiniones y comentarios en relación a los servicios que ofrece cada empresa. Gracias a ellos podrás elegir la aerolínea, o al menos tener las herramientas suficientes como para decidir. Presta atención a la ruta en que viajó cada usuario del sitio y sus palabras, no busques sólo lo negativo o lo positivo; haz una especie de equilibrio entre los pros y los contras. Ninguna compañía es perfecta y quizás lo bueno suma más puntos que lo malo.

El servicio: Dentro del precio del boleto (que seguro es lo que más mirarás), se desprenden diferentes servicios. La comida, la bebida, las películas, si tienen mantas adicionales o almohadas, azafatas que hablen diferentes idiomas, asientos especiales, juegos para niños, menú infantil, revistas… todo esto se incluye entre los servicios. Las aerolíneas desean innovar todo el tiempo para ofrecer lo mejor a sus clientes, aprovéchalo al momento de elegir con quién viajar.

Diferencias entre una aerolínea tradicional y una low cost

Al momento de elegir una aerolínea para viajar, también es bueno tener en cuenta el precio. Claro, eso debe ser una de las cosas más importantes, pero no lo último. Existen dos tipos de aerolíneas: las “tradicionales” y las conocidas como “low cost” o de bajo coste.

Generalmente, la única ventaja de estas últimas es el precio, pero eso no es lo único, porque el servicio es diferente, o menor. Presta atención a estas diferencias:

Conexiones: Las aerolíneas de bajo coste no suelen ofrecer combinaciones de vuelos, sino que los trayectos son independientes. El inconveniente de ello es que se debe recoger el equipaje y facturarlos de nuevo, pasando otra vez por el mismo trámite. En algunos aeropuertos esto puede tardar hasta tres horas, y si pierdes el siguiente vuelo, la empresa no se hace responsable.

Equipaje: Los aviones de bajo coste suelen ser más pequeños porque los trayectos son mas cortos, y el peso de las maletas permitido es menor. Si te excedes deberás pagar bastante adicional. Es verdad que las compañías tradicionales tienen límites en la clase turista, sin embargo, el pesaje permitido es mayor.

Servicios: Las aerolíneas de bajo coste sólo sirven para viajar de un lado a otro, no esperes más en el trayecto. Lo que quieras comer o beber tendrás que pagarlo, por ejemplo. Aunque la comida en los aviones tradicionales no suele ser la mejor del mundo, al menos estará incluida, y si viajas de noche, tal vez quieras una almohada y una manta; en ese caso, deberás pagar un boleto en una aerolínea común, porque la low cost no ofrece este servicio.

Destinos: El punto a favor de las aerolíneas de bajo coste es que alcanzan cada vez más lugares y aeropuertos que quizás las empresas más grandes no. Si tu idea es ir a un destino no tan popular, te convendrán las low cost. Muchas de estas empresas ni siquiera operan en terminales importantes, pero el problema de ello es que si quieres ir al centro de París, Barcelona o Londres, tendrás que pagar más por el transporte desde y hacia el aeropuerto que si arribaras y partieras en las principales terminales.

Precio: Lo que todos tienen en cuenta al elegir una aerolínea, generalmente, es el precio del boleto. Las “low cost” son más asequibles si no le sumamos todos los costes extra y si sólo vamos a ir de un lugar a otro sin conexiones. Si consigues una buena promoción en una aerolínea tradicional, quizás termines pagando menos y con un servicio superior. Todo depende de lo que prefieras y del trayecto. Si sólo se trata de un viaje de dos horas, no habrá problema en no tener una manta o no comer.

¿Ya sabes qué tener en cuenta al momento de elegir una aerolínea para volar? Recuerda que no siempre las más conocidas son las mejores, ni las más asequibles las más recomendables. Analiza bien todos los factores y no descuides cuestiones vitales como los adicionales y el aeropuerto al que arriban.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Elegir una Aerolínea para Viajar, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social