Cómo elegir un cochecito para el bebe

Cómo comprar un cochecito para el bebé

Elegir el mejor cochecito para el bebé, o carriola, no es una cuestión de estética sino de practicidad. En los primeros meses de vida será el medio de movilidad de tu bebé, permitiéndote libertad a ti también, asegurando su protección y bienestar, y creando una vida mucho más práctica para ambos. En esta nota veremos algunos buenos consejos a tener en cuenta para elegir el más conveniente cochecito para tu bebé.

Diferentes tipos de cochecitos para bebés

Más allá de una elegancia y una estética especial, presta atención al tipo de coche que necesitas. Si es para un bebé o para mellizos, para un hermano mayor y uno menor, si es uno de gran movilidad, deportivo, de calle, para una zona lluviosa o una ciudad demasiado soleada y ventosa. Define qué es lo que necesitas de la carriola para elegir el tipo primero, y la estética al final.

Entre los tipos más populares encontrarás los siguientes:

  • Individuales: Para un bebé, normalmente de asientos reclinables y en diferentes ángulos de empuje
  • Dobles o múltiples: Para mellizos, trillizos y demás
  • Carriolas dobles: Para llevar a un bebé y a su hermano pequeño en un asiento reforzado, normalmente de hasta 3 años.

Otros tipos o definiciones incluirán los coches "livianos", totalmente plegables y realizados con marcos de aluminio, ideal para traslados cortos y permanencia no prolongada, los paraguas, que son adecuados para niños algo más grandes, pues se trata de una suerte de silla plegable con ruedas de transporte, y finalmente, los modelos deportivos, de tres ruedas y más estables para el uso citadino o a alta velocidad, ideal para quienes salen a hacer deporte con el pequeño.

Asegúrate de elegir un coche que puedas plegar para guardar en tu vehículo, que quepa en el ascensor de tu edificio, y que sea confortable para su uso antes de uno enorme que no puedas llevar a ningún lado.

¿Qué debe tener el cochecito del bebé?

Si bien la mayoría de los coches ofrecen las mismas características, no dejes de consultar y analizar si cumple con estos detalles:

  • Si la carriola cuenta con reclinación total, en la que el respaldar se reclina hasta convertirse en una suerte de cuna, adecuado para recién nacidos
  • Si el manillar de transporte se gira en ambas direcciones (de modo de poder llevar al niño mirándote o mirando hacia el frente, sentado en una sola posición)
  • Si cuenta con un parasol o capota extensible
  • Si cuenta con una cobertura removible contra la lluvia y los insectos
  • Analiza cómo es la seguridad del cinto de sujeción (arnés) y de la barra frontal

También revisa que el manillar de empuje sea reforzado, acolchado y confortable, y que cuente con bandeja "para padres" en la que puedas colocar la bebida, los elementos y demás. Por debajo del asiento, las carriolas suelen contar con una repisa oculta, al igual que detrás de la capota, para poder llevar allí los elementos imprescindibles para el bienestar del bebé.

Para coches de recién nacidos, verifica la presencia de almohadillas laterales, bandeja posa pies elevable, apoyos extra para la cabeza y el cuello (similares a las almohadillas de viaje) y reclinación total. También verifica el estado de las ruedas, su giro y su sistema de freno o trabas antes de adquirirlo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir un cochecito para el bebe, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social