Cómo decorar una mesa semi-formal en Navidad

Decorando una mesa formal y familiar para Navidad

Cuando celebramos la Nochebuena en un grupo significativo de personas, solemos recurrir al alquiler de servicios para banquetes, obteniendo mesa, manteles, vajillas y cristalería en tonos blanco e incoloro, que complementamos con centros de mesa y caminos coloridos. Pero si vas a celebrar en familia o con menos de 12 personas, aprovecha tus propios elementos y crea una mesa espléndida, algo formal pero que siga siendo familiar.

La mesa

Procura que sea amplia y cómoda para todos los comensales. La mayoría carecemos de una para 12 o 14 personas, pero bien podemos unir de a dos, incluso una rectangular y una circular al extremo, siempre y cuando tengan la misma altura. En caso de que no tengas ni una de jardín, y sin posibilidad de que te presten una, puedes alquilar una o más con su mantel, por practicidad, pues esto es bastante económico. Hazlo con bastante tiempo de anticipación: estas empresas se colman de clientes desesperados a último momento.

Para el mantel de Navidad, utiliza uno que cubra ambas mesas, o que sea lo suficientemente grande como para colgar unos 30 a 40 centímetros a los lados. Puedes usar uno blanco y complementar con un camino de mesa en un color rojo o verde, o con motivos navideños. Si no tienes ninguno, no desesperes: adquiere un económico lienzo del tamaño adecuado y tíñelo en rojo y verde, dibújalo, o decóralo como prefieras para esta noche especial.

Vajilla y cristalería

Utiliza la que tienes en casa, si hay suficientes unidades. Los platos pueden ser blancos lisos o de vidrio; si tuvieran diseños llamativos, procura combinarlos con el camino de mesa o el centro que pongas como decoración, y parte de esa gama de colores para el resto del montaje.
Una idea simple pero sensacional es colocarlos sobre platos de sitio, que son elementos más grandes que el principal y sirven a modo de decoración, pero también individualizan los lugares de cada comensal. Si no tienes, hazlos fácilmente con cartones brillantes o con telas endurecidas, o bien con bandejas o recortes de vidrio y de espejo bien pulidos.

Cómo colocar la vajilla en la mesa de Navidad

Sobre el plato de sitio coloca el plato principal, encima de éste el plato de la entrada (más pequeño, en blanco o en el mismo juego que los principales) y sobre este la servilleta doblada en rectángulos bien prolijos, planchada para presionar los bordes.

Ubica a la derecha los cuchillos en el orden en que vayan a ser usados (el primero en utilizarse queda más lejos del plato), y a la izquierda los tenedores. Coloca dos cucharas, una de postre y una de café, por frente al plato, entre él y las copas, para la hora de la mesa dulce.

Directamente delante de los cuchillos, pon un vaso de agua, simple, incoloro; a su derecha una copa de vino blanco, luego una de vino tinto, y finalmente una flauta o de champagne. Recuerda: acomoda los elementos que vayan a ser usados en la velada de acuerdo al menú en cuestión. Si no tienes copas iguales, no hay problema, siempre y cuando todos los vasos de la mesa sean iguales entre sí, las copas igual. Mientras se conserve una linealidad entre los elementos de cada comensal, no es imprescindible que sean del mismo set.

Usando lo que tienes en casa, pero bien prolijo sobre la mesa y con algunos toquecitos de elegancia y distinción, tu mesa navideña se lucirá ante todos los presentes. No hace falta rentar servicio cuando ponemos ingenio y creatividad en marcha.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo decorar una mesa semi-formal en Navidad, te sugerimos que visites nuestra sección Eventos y regalos.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social