Cómo decorar la cama de una niña como si fuera una princesa

Con simples detalles podrás renovar la habitación de tu niña, fácil y por poco dinero, para que se sienta tan especial como lo es para ti en su habitación.

Dormitorio de niñas: una cama con tul

Decorando el cuarto de una princesa

¿Buscas una idea especial para decorar la habitación de tu niña, estimulando su educación emocional y creando para ella un sitio de ensueño?. Pues te proponemos convertir el cuarto de tu pequeña en uno digno de la realeza, para la princesa que ella es en tu vida.

Cómo decorar la cama de una niña como si fuera una princesa
El tul es un material ideal para decorar habitaciones de niñas

Toda damita necesita tener un espacio que refleje su personalidad, y que le facilite una experiencia sensorial con diferentes colores, sonidos y texturas que despierte su imaginación y motiven el juego y la fantasía. Por eso utilizaremos llamadores de viento (chimes), diferentes géneros, lentejuelas y pintura decorativa (o elementos diversos) para crear para ella una habitación digna de una princesa.

Lo primero es liberar la habitación de su contenido liviano: juguetes, prendas de vestir del ropero, alfombras y moquetas. Quita todo lo que puedas, para trabajar con más comodidad. Después, sólo haz simples cambios que renovarán por completo el espacio, como los que te proponemos aquí debajo.

Tules de hadas madrinas

El tul es un género genial para decorar las habitaciones de las niñas, pues recuerdan a los tutús de las bailarinas, a los vestidos de las princesas. Además, es muy económico y puedes utilizarlos fácilmente, sin grandes nociones de costura. Compra rollos completos de tul del color favorito de tu niña, para poder tener material de sobra (¡si quieres también puedes usarlo para hacer vestidos y disfraces!).

Mide la altura de la cama, desde el cajón que sujeta el colchón hasta el piso. Supongamos que hay 35 centímetros. Corta entonces el rollo de tul entero en esa altura, para dividirlo más fácilmente. Usando pegamento o pistola de silicona caliente (o engrampadora, si prefieres), retira el colchón y comienza a aplicar el tul, levemente arrugadito y en dos o tres capas superpuestas, desde la zona que queda por debajo del colchón y hacia el piso. Harás un tutú para su cama, que parecerá que la hace flotar en el aire. Con costura o con adhesivo, aplica lentejuelas, estrellitas brillantes o detalles especiales.

Usando el mismo tul, crea una sobre cortina en dos paños, asidos a los lados como en las tradicionales imágenes de los castillos de príncipes y princesas. También puedes colocar un detalle decorativo en la pared, sobre el cabecero de su cama, como un enorme moño, alas de mariposa, o hasta crear un dosel sensacional colocando cuatro pilares (palos de escoba decorados, por ejemplo) en su camita: ninguna princesa carece de ellos en su habitación.

Corta un trozo circular, oval o en forma de corona (o corazón, lo que prefieras) de malla plástica. Con pequeñas tiras de tul anudadas en el tejido de la malla plástica harás una suerte de moqueta decorativa para el piso o para ambos lados de la cama, que tendrá una textura sensacional para poder jugar y experimentar.

Detalles especiales para la cama con tutú

Usando papel de envolver presentes o un papel que vaya al tono de la habitación y un poco de pegamento común, decora las puertas de su armario, los frentes de los cajones o la tapa de su mesa de noche. Utilízalo en dos o tres elementos, para integrarlos mejor al ambiente de la habitación.

"El tul es un género genial para decorar las habitaciones de las niñas, pues recuerdan a los vestidos de las princesas."

'

"Al decorar la habitación de tu niña, asegúrate de colocar una cómoda con espejo para que la pequeña pueda jugar a peinarse y aplicar maquillaje."

Junto a la ventana, coloca llamadores de viento o móviles con sonido, siempre en el mismo tono o en acrílico (para que parezca cristal) y no en plásticos de tonos estridentes. Por último, asegúrate de colocar una cómoda con espejo para que la pequeña pueda jugar a peinarse y aplicar maquillaje, y también pueda vestirse con su vestido de princesa y soñar en este mundo mágico que has creado para ella, en sólo un día de trabajo y por poco dinero.