Cómo decir que no a una propuesta de matrimonio

Cómo decir "no" al casamiento

La típica y Hollywoodense frase de "Oh, sí, ¡me encantaría!" no siempre es la mejor respuesta al "¿Quieres casarte conmigo?". En la realidad, proponer matrimonio a otra persona suele provocar varios interrogantes para pensar con tranquilidad ("¿Es el hombre de mi vida? ¿Me conviene esperar unos años más? "). Hoy vamos a enseñarte cómo decir "no" a una propuesta de matrimonio de forma respetuosa.

Piensa por qué no quieres casarte

A menudo lo que nos pasa es que tenemos nervios cuando pensamos en ese día especial en el que se sube al altar. Si este es el motivo por el que aún no quieres contraer matrimonio, debes saber que es muy común en muchas parejas, y por tanto, no debería constituir un mayor problema. Simplemente, cuando surja la ocasión, sólo necesitarás decir que sí pero que necesitarás tu tiempo para asimilarlo, tiempo durante el cual puedes estar más nerviosa de lo común y pagarlo con tu pareja. Si por el contrario no quieres contraer matrimonio porque notas que aún es demasiado pronto o no crees en ese tipo de formalizaciones oficiales, atentos al siguiente punto.

Qué responder ante la propuesta de matrimonio

Si tienes pareja, el tema del matrimonio puede salir a flote en cualquier momento, en cualquier lugar. Por eso, necesitas estar preparada y saber qué decir llegado el momento.

En general, la respuesta debería ser algo así como un "Realmente aprecio tu ofrecimiento, pero es algo que me gustaría pensar con más detenimiento, no creo estar preparada/o para dar un "sí" definitivo". Considerando, obviamente, que realmente quieres pensar sobre el tema con más detenimiento antes de dar una respuesta definitiva. En caso de no querer contraer matrimonio a corto plazo (o nunca), también deberías expresarlo en tu negativa, una vez más, con respuestas con tacto y amables, por ejemplo: "Estoy muy agradecida por tu propuesta, pero no creo que esté preparada para dar ese paso todavía" o "Me complace mucho lo que me pides, pero pienso que podemos seguir como estamos ahora, no tengo planes de casarme".

Tacto al dar la negativa al matrimonio

Unas palabras vacías pueden producir un efecto devastador en tu pareja al decirle "no". Por este motivo conviene acompañar tu negativa, no solo con amabilidad y tacto, sino también con el lenguaje corporal. Trata en primer lugar de no tomarte a broma la propuesta de matrimonio ni sonreír al dar la respuesta, en ocasiones un abrazo es la mejor forma de demostrar que amas a esa persona especial pero que simplemente no compartes la idea de la boda. Haz que se sienta amada/o por encima de todas las cosas, e incide en que la ausencia de matrimonio no cambia las cosas para nada.

Por último, da explicaciones a la confusión que se siente al recibir una negativa. Sé clara. No hay necesidad de avergonzarse si uno no quiere casarse, pero en cualquier caso la pareja debe saber los motivos por los que esto sucede: desde motivos éticos a necesitar más tiempo, pasando por querer conocer un poco mejor a la persona con la que deberás compartir tu vida si aceptas la propuesta.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo decir que no a una propuesta de matrimonio, te sugerimos que visites nuestra sección Parejas.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social