Cómo cuidar y conservar una carpa

Trucos para que la carpa este en buen estado

Para que nuestra carpa pueda cumplir con sus funciones y siga siendo nuestra acompañante fiel de aventuras, hay que brindarles algunos cuidados. Estos son muy sencillos, y nos permitirá mantenerlas en buen estado por mucho más tiempo.

Veamos. Antes de desarmar la carpa, debemos limpiarla muy bien, tanto por dentro como por fuera, con ayuda de un cepillo o escobillón.

Cómo cuidar y conservar una carpa

  • Nunca debemos guardar una carpa húmeda o mojada, ya que de esa manera la tela se enmohecerá y se pudrirá.
  • Si por algún motivo la hemos desarmado y guardado húmeda, al llegar a destino la deberemos abrir y esperar que se seque bien, antes de volver a colocarla en su bolsa.
  • La duración de los cierres de la carpa dependerá mucho del uso y cuidado que tengamos con los mismos. Debemos evitar todo tipo de forcejeo y tratarlos con suavidad, ya sea al abrirlos o al cerrarlos. Siempre deben manejarse por la cremallera y no tirando de sus dientes.
  • Al entrar o salir de la carpa, debemos cuidar de no pisar o tirar de los cierres.
  • Para que la carpa resista los ventarrones sin que se dañe la tela, los vientos deben estar siempre colocados, y se deben desamar o bajar los aleros, si el modelo de la carpa los tuviere.
  • En lo posible, no hay que armar la carpa debajo de árboles, ya que estos pueden tirar ramas o savia que ensuciarían y dañarían el sobretecho de la misma. Lo mismo ocurre con el excremento de las aves que se apoyan en sus ramas.
  • Jamás se debe ingresar a la carpa con el calzado puesto, además de ensuciarla, puede dañar el suelo.
  • Al doblar la carpa para guardarla, debemos cuidar de que no queden estacas entre los pliegues o cualquier tipo de elementos, como ramitas o piedras que puedan dañar el material.
  • Por la mañana, es recomendable airearla y dejar entrar el aire y el sol por un rato.
  • Nunca se debe comer, cocinar o encender faroles en el interior de la carpa, ya que el material con el cual están fabricadas es muy inflamable.
  • Cuando llueve, no hay que tocar las alas o sobretecho, ya que mojaremos la tela interior y el agua comenzará a escurrirse dentro.
  • Las carpas no deben lavarse, solo limpiarse con cepillo o escobillón. Si por alguna causa necesita mayor higiene, no hay que utilizar jabones o detergentes, ya que anularían el proceso de impermeabilización que tiene la tela. Si es necesario una limpieza mas profunda, solo debemos utilizar una esponja humedecida con agua y dejar secar muy bien antes de guardarla.
  • Siempre hay que revisar el estado de los cierres, vientos y costuras, para controlar si necesita alguna reparación antes de las próxima salida.
  • En lo posible, debemos doblar la carpa siempre por los pliegues que vienen marcados de fábrica; de esta manera se evitan posibles deformaciones en su estructura.

Gracias por leer Cómo cuidar y conservar una carpa, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
16 valoraciones.
El 81% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social