Cómo cuidar y ayudar a los niños asmáticos en la escuela

De las enfermedades crónicas, el asma es la principal causa de ausentismo escolar entre los niños. Entre los desafíos para los estudiantes asmáticos está el control de la enfermedad en el aula. Esta es una guía de pasos que puede reducir las posibilidades de empeorar el trastorno o problema.

Cómo cuidar y ayudar a los niños asmáticos en la escuela

Niños asmáticos en la escuela

Además de los ejercicios de matemáticas, las pruebas de ortografía y las clases de historia, los niños que sufren asma y alergias tienen el desafío extra, durante el período escolar, de controlar su enfermedad en el aula, el recreo y las clases de gimnasia.

Considerando la cantidad de tiempo que los niños pasan fuera de su casa cuando asisten al colegio y la incidencia de las alergias y el asma, resulta esencial el trabajo en conjunto de padres, maestros, médicos y pacientes.

Consejos para ayudar y cuidar a los niños asmático en la escuela

Estos son algunos pasos útiles para reducir los potenciales alergenos que pueden afectar a su hijo en el colegio, según las guías de recomendación del Laboratorio Merck Sharp & Dohme:

Reunirse con directivos,maestros y personal médico del colegio para hablar sobre la condición de su hijo, Verificar que haya un “Plan de Acción” a fin de saber cómo actuar frente a una posible crisis.

Hablar con su hijo y repasar cuáles son los factores desencadenantes de los síntomas de alergia o asma.

Alentarlo a que pida ayuda al maestro cuando los síntomas empeoran.

Hablar con el médico para pedirle  que complete un “Plan de Acción” contra los alimentos que le provocan alergia a su hijo.

Informar al personal de la cafetería del colegio y a los maestros qué comidas debe evitar y sugerir alternativas seguras. Lo ideal es que su hijo lleve su propia comida.

Asegurarse personalmente que los profesores de educación física tengan conocimiento sobre la enfermedad del niño y sobre cómo actuar frente a una crisis de asma.

Medicamentos. Verificar que su hijo lleve al colegio sus medicamentos y su medidor de flujo máximo.

 

"Además de los ejercicios de matemáticas, las pruebas de ortografía y las clases de historia, los niños que sufren asma y alergias tienen el desafío extra, durante el período escolar, de controlar su enfermedad en el aula, el recreo y las clases de gimnasi."