Cómo cuidar la salud en un viaje en avión

Cuidados físicos durante el vuelo

Es muy importante realizar un chequeo antes de viajar, sobre todo en casos de presión alta, diabetes y otras enfermedades que puedan afectar el desarrollo de las vacaciones. Luego, llevar ropa cómoda y tener el espacio adecuado para moverse aunque sea levemente. 

Lo que más se puede resentir durante un viaje largo en avión es el sistema circulatorio, debido a que los asientos en la clase turista son muy pequeños y angostos. Si bien se puede caminar por los pasillos en pleno vuelo, lo cierto es que en gran parte del trayecto permaneceremos sentados.

Nunca debemos limitar el espacio de las piernas con algún objeto como el bolso de mano, ni tampoco es bueno quedarse dormido con las piernas cruzadas. En la medida de lo posible, hay que estirarlas hacia adelante, mover los tobillos en círculos y los pies para arriba y abajo. Estos movimientos serán una buena alternativa para que no se entumezcan.

Hay algunos casos en los que se recomienda consultar con un médico antes de viajar, especialmente quienes padecen problemas circulatorios, insuficiencia cardíaca o EPOC, así como también mujeres embarazadas, fumadores y ancianos.

Cómo cuidar la salud durante el viaje en avión

Algunos tips a tener en cuenta para que el vuelo sea lo más cómodo y saludable posible:

  • Tomar una aspirina para que funcione como anticoagulante, salvo contraindicaciones del médico
  • No usar fármacos, sedantes, ansiolíticos ni pastillas para dormir
  • Utilizar ropa cómoda, de fibra natural, que no esté apretada y que facilite la respiración de la piel
  • No colocar bajo el asiento nada que impida mover con libertad las piernas y pies
  • Beber pequeños sorbos de agua cada hora, para evitar la deshidratación
  • Evitar beber alcohol y café en exceso
  • No mantener las piernas cruzadas al sentarse
  • Estirar brazos y piernas cada dos o tres horas, o bien cuando se considere necesario
  • Dar un pequeño paseo por los pasillos, cada dos horas, siempre que las condiciones del vuelo lo permitan

Los asientos más cómodos del avión

En el momento de comprar el pasaje, es bueno pedir un plano de la ubicación de los asientos para elegir el mejor lugar disponible. Los asientos delanteros suelen ser los más amplios y silenciosos, sin embargo, los cercanos a la salida de emergencia pueden ser más espaciosos aún.

También se puede escoger en base a las características de cada pasajero. Si se trata de alguien que no suele levantarse, entonces puede estar en la ventanilla o en el medio de los asientos. Una persona alta debe elegir el pasillo, para poder estirar mejor las piernas, lo mismo que los obesos. Ten en cuenta que los peores asientos son los de la última fila, ya que no se reclinan tanto y a su vez, lindan con la cocina o el baño.

Al bajar del avión, se recomienda estirar las piernas lo más que se pueda, y no sentarse enseguida. Aprovechar para mover bien los pies, y al llegar al hotel, acostarse en la cama y levantar las piernas unos minutos para que se deshinchen.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar la salud en un viaje en avión, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social